| 6/23/2006 12:00:00 AM

Monedas

Monedas
La reciente crisis de los mercados financieros volvió a poner los desequilibrios mundiales en el centro del debate. El déficit de cuenta corriente de Estados Unidos, superior al 6% del PIB, es el espejo del superávit de cuenta corriente de China. Para corregir este desequilibrio, es esencial un ajuste del dólar de Estados Unidos.

El ajuste del dólar se inició hace más de dos años y se detuvo debido al exceso de liquidez en el mercado mundial y la decisión de los países de Asia, en particular China y Japón de invertir sus reservas en bonos del Tesoro de Estados Unidos.

La expectativa del aumento de los intereses de corto plazo por parte de la Reserva Federal en la reunión de junio y la ampliación en el diferencial entre los intereses en Estados Unidos han llevado al fortalecimiento del dólar en las semanas recientes. Esto, sin embargo, no es sostenible a mediano plazo. Se espera que a finales de año se reverse esta tendencia y que el dólar cierre cercano a 1,30 euros por dólar.

En el mercado local, la perspectiva del aumento de los intereses en Estados Unidos ha inducido una salida de capitales del país, lo que a su vez se ha traducido en un aumento de la demanda por dólares en el mercado cambiario y en el debilitamiento del peso.

La intervención del Banco de la República en este mercado en el último mes, superior a los US$2.000 millones, ha evitado que la desvalorización del peso haya sido mayor.

La tendencia es sin duda hacia el alza en el valor del dólar.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.