| 7/7/2006 12:00:00 AM

Medio ambiente: La otra cara de la moneda

Medio ambiente: La otra cara de la moneda
Los biocombustibles no parecen ser la respuesta definitiva al problema ambiental. Está probado que el etanol y el biodiesel reducen los gases con efecto invernadero, producidos por los automotores. Sin embargo, las fuentes móviles representan solo el 25% de las emisiones globales. Para Estados Unidos y Europa —dos de los mayores contaminadores— el esfuerzo de pasarse a los biocombustibles implica un ahorro de emisiones muy bajo, con un uso extenso de tierra. Según un estudio de la Universidad de California, los procesos actuales de producción de etanol solamente reducen en 13% las emisiones de gases con efecto invernadero. Conclusión: para estas potencias, los biocombustibles producidos "en casa" son una forma muy costosa de reducir emisiones. Algunos argumentan que los recursos destinados al etanol se podrían invertir directamente en fomentar la reducción de emisiones, con resultados más efectivos.

El Grupo de Investigación en Contaminación Atmosférica de la Universidad Nacional apoya esta posición. Colombia produce el 0,4% de los gases con efecto invernadero que se emiten en el mundo. De este porcentaje, el monóxido de carbono (CO) corresponde a menos del 10%. Una mezcla del 10% con etanol implica que "el impacto que tiene la reducción de esta cantidad de CO es casi despreciable", afirma Héctor García, director del grupo de investigación.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.