| 2/8/2003 12:00:00 AM

Los retos de las corporaciones

"Toma mucho tiempo reconstruir la confianza, pero las reformas por sí solas no son suficientes. No es posible regular la transparencia y la integridad. Se requiere un compromiso con los principios, no con las reglas".Samuel di Piazza, CEO, PriceWaterhouseCoopers.
Las empresas tienen gran parte de la responsabilidad de toda la crisis de confianza que se desató en el mundo. Los escándalos de Enron, WorldCom y Tyco, entre otros, demostraron las fallas del sistema y desataron serios cuestionamientos éticos al modelo. Para muchos, la raíz del problema fueron las reformas de los 90 que introdujeron un nuevo sistema de compensación a los gerentes en el que se alineaban sus intereses con los de los accionistas. Hoy, los inversionistas han aprendido la lección y el buen gobierno se ha vuelto una exigencia. El debate ahora se centra en la manera de cumplir esta exigencia. Muchos opinan que el buen gobierno debe ser una cuestión de principios mientras que para otros, la regulación debe ser la que exija este comportamiento. El consenso, sin embargo, es que no hay un enfoque único para el problema y cada región tendrá que enfrentarlo teniendo en cuenta sus características propias.



"Los medios tienen un papel determinante en exigir prácticas de buen gobierno. Sin embargo, en los mercados emergentes, hay conflictos de interés entre los medios y las empresas".

Alexander Dyck, profesor, Escuela de Negocios de Harvard.



"Nuestro interés en promocionar las prácticas de buen gobierno es estimular la confianza de los inversionistas, especialmente aquellos de las economías emergentes".

Donald Johnston, secretario general, OECD.



"La ley Sarbanes-Oxley es una solución estadounidense para un problema estadounidense y ahora está creándoles problemas a las compañías extranjeras listadas en la bolsa de Nueva York"

John Coffee, profesor, Universidad de Columbia.



"No podemos ignorar el enorme riesgo de la sobrerregulación. El mercado libre es el mejor sistema de gobierno corporativo que existe. El mundo corporativo requiere menos abogados y más principios".

Peter Brabeck-Letmathe, CEO, Nestlé.



"El buen gobierno corporativo constituye la base del capitalismo. La regulación ayuda, pero no es suficiente por sí sola. Las reformas internas son esenciales".

David Rothkopf, CEO, Intellibridge Corporation.



Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.