| 11/10/2006 12:00:00 AM

Los avances de la década

Algunos puntos del balance del Plan Decenal de Educación PDE 1996-2005, La educación un compromiso de todos, efectuado por el CEDE.

Los avances de la década
La educación es protagonista, pero no es el eje

Uno de los mayores avances de la última década es la creciente importancia que el gobierno y la sociedad le han dado a la educación como asunto estratégico. La mitad de los departamentos, la tercera parte de los municipios y el 20% de los colegios formularon un plan decenal. El debate se ha sofisticado y ampliado. Sin embargo, aún no es el eje por el cual se toman las decisiones de política económica y social y persisten deficiencias en el nivel territorial como la estabilidad de los directivos y la coordinación y continuidad de políticas.

Mayor calidad de los oficiales

Según el estudio efectuado por el CEDE, la calidad de los colegios oficiales ha venido mejorando en los últimos 4 años luego de un marcado deterioro hasta finales de la década de 1990. Si bien la brecha ha aumentado después de la descentralización, esto se debe a que, ante el aumento de la cobertura del sector oficial, este segmento atiende menores que se ubican en la parte inferior de la distribución de habilidades.

Mayor cobertura, pero aún falta

La tasa de cobertura bruta que se mide sobre la población total, mejoró en todos los niveles básicos. La cobertura neta (los que ya terminaron) en primaria permaneció alrededor del 86% y en secundaria aumentó 10 puntos porcentuales, con lo cual alcanzó el 70,12%. A pesar de que la deserción en el sistema educativo oficial ha disminuido, la diferencia entre la tasa bruta y la neta evidencia el problema de una alta proporción de población en extraedad.
Para alcanzar la cobertura universal en básica faltaría cerca de un millón y medio de niños (12%).

El nivel educativo de los docentes mejoró

El número de docentes con formación profesional y de posgrado ha venido aumentando. Sin embargo, en el nivel de educación preescolar y primaria aún persiste una proporción significativa de docentes que solo cuentan con formación educativa de bachillerato pedagógico. Sin embargo, aún el 30% de los maestros (2003) no tiene educación superior, lo que nos pone muy lejos de los estándares internacionales. El número de programas de educación se redujo a la mitad y se reforzó con una reforma masiva. Por concursos de méritos, se vincularon en los dos últimos años más de 35.000 docentes y directivos docentes.

Aumenta la equidad, pero persisten las brechas

El avance en la cobertura de secundaria se originó en gran parte por el avance de las zonas rurales. Sin embargo, la brecha en cobertura segundaria en el sector urbano sigue siendo muy grande (20%). Al revisar por ingreso se evidencia que la brecha en primaria ha disminuido, pero la diferencia en secundaria sigue siendo significativa, a pesar de los avances. En cuanto a género, la tasa de cobertura de las mujeres ha sido siempre mayor en secundaria, mientras en primaria ha sido prácticamente similar. Además, ellas presentan menores tasas de repitencia y deserción.
El 86% de las personas que asistían o tenían algún grado de formación universitaria pertenece a la población de mayores ingresos (quintiles 4 y 5), lo cual muestra la alta inequidad en este nivel.

A revisar la financiación

El gasto público en educación oficial de preescolar, básica y media (sin tener en cuenta educación superior y Sena, ni otros recursos del Presupuesto General de la Nación dedicados a educación, como recursos propios, regalías y Ley 21), como porcentaje del PIB, pasó de 2,76% a 5,03% durante la década. La meta propuesta por el Plan Decenal de Educación, PDE, era del 6,5%. A pesar de este importante avance —pues los recursos casi se duplicaron—, los alumnos matriculados en el sector oficial aumentaron 30%. Del gasto en educación, entre el 93% y 95% proviene de las transferencias y tan solo alrededor del 7% y 5% corresponde a recursos propios de las entidades territoriales.

Instituciones más robustas y planificadas. Falta mayor ejecución

Con el fin de organizar los recursos físicos existentes, mejorar la gestión y que una sola administración responda por el ciclo completo de cada niño que se escolarice, se han realizado integraciones. Según el Ministerio de Educación, en 2004 había cerca de 19.000 instituciones oficiales integradas, mientras en 2002 el número de establecimientos que no ofrecían el ciclo completo ascendía a 51.055. Es más, en los últimos tres años, 8.949 establecimientos educativos formularon e implementaron planes de mejoramiento.
Del mismo modo, las instituciones tienen hoy mayor claridad sobre su misión y capacidad de planeación. Sin embargo, todavía falta mucho trabajo por hacer.

Calidad y precio

Al realizar este ejercicio para todas las categorías, es evidente que en los niveles de categoría académica superior hay colegios privados de todos los rangos de matrícula. Sin embargo, en los niveles más bajos solo hay colegios de las escalas más bajas. Esto indica que el nivel de recursos no es un requisito para mostrar calidad… pero sí para alejarse de los niveles inferiores.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.