| 3/7/2003 12:00:00 AM

La polémica del 2002

La polémica del 2002
Los resultados de la más reciente prueba del Icfes dejaron perplejos a muchos padres de familia. Los colegios que tradicionalmente se habían ubicado en los primeros 10 lugares, como Nogales, San Carlos, Liceo Francés, Leonardo da Vinci y San Jorge de Inglaterra, descendieron como mínimo 17 puestos frente al lugar obtenido en el 2001. Aunque en estos exámenes es común que se presenten cambios de un año a otro, es atípico que los movimientos sean tan grandes y generalizados. Y, además, que a pesar de haber cambiado de puesto, los colegios bilingües de calendario B, que fueron los que cayeron, mantengan el mismo orden del 2001.

Aunque los rectores no han querido pronunciarse públicamente frente a esta situación, queda la sensación de que las pruebas aplicadas para el calendario B fueron más complejas que las aplicadas para el calendario A. Sin embargo, según explica el Icfes, bajo la nueva filosofía de las pruebas, que pasó de medir conocimientos a competencias básicas, es decir, la capacidad de resolver problemas de los estudiantes, un cambio de examen no debería marcar la diferencia.

Pero hay quienes consideran que en unas pruebas de competencias básicas es muy difícil garantizar que las preguntas tengan los mismos grados de complejidad, como sí sucedía en las pruebas de conocimientos.

Llama la atención a los privados que la probabilidad de que los colegios que estaban bien ubicados en las pruebas, bajen al mismo tiempo, es muy pequeña, sobre todo si se tiene en cuenta que este es el tercer año en que se realiza la prueba de competencias básicas.

Según explica el Icfes, el orden de los colegios no mide el desempeño, solo indica dónde se encuentra el colegio en el conjunto de instituciones. En el grupo de colegios de desempeño muy superior (los 130 primeros), las diferencias entre instituciones son muy pequeñas. Además, el Icfes inició talleres con los colegios para mejorar los procesos educativos a partir de los resultados de los estudiantes, y el calendario A ha tenido más tiempo que el B para participar en este proceso. En los resultados también vale la pena destacar la regularidad de colegios como el Calasanz, que logró ubicar a sus sedes de Cúcuta, Bogotá, Medellín y Pereira en los primeros 40 puestos, y que en las mediciones de los últimos tres años también ha mantenido a sus planteles en la categoría Muy Superior. Algo similar sucede con La Salle de Bogotá y Bucaramanga.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.