| 5/2/2003 12:00:00 AM

"La economía crecerá 2,0% en 2003"

Daniel Castellanos, BBVA Banco Ganadero.
Daniel Castellanos, economista jefe del BBVA Banco Ganadero, habló con Dinero sobre los factores al alza y a la baja en materia de crecimiento económico de Colombia en 2003. BBVA proyecta que el PIB aumentará 2,0% para este año.



¿Qué factores positivos hay en materia de crecimiento en 2003?

En 2002 fueron muy fuertes los sectores de electricidad y otros, construcción, transporte y financiero. A final de año, minas, industria manufacturera y comercio también mostraron una actividad muy importante. En 2003, esos sectores, excepto el comercio, deben mantener su fortaleza y son interesantes las perspectivas de la industria, la construcción y el sector financiero. Por el lado de la demanda, al cierre de 2002 hubo un aumento espectacular de la inversión. Este incremento se debió, principalmente, al aumento de la actividad edificadora, y en menor medida a la acumulación de inventarios. No hay evidencia de una recuperación sustancial de la inversión en maquinaria y equipo. En la medida en que la actividad constructora se mantenga, habrá un buen desempeño de la inversión. En cuanto a la política macro, la coyuntura favorece el crecimiento mediante tasas de interés bajas, una tasa de cambio real muy competitiva y la estabilidad cambiaria que se ha logrado en los últimos meses. Los resultados que se están dando en materia de seguridad también deben ir, lentamente, mejorando la confianza de los inversionistas.



¿Qué factores están incidiendo negativamente en el ritmo de actividad económica?

2003 será un año malo para el agro, la minería, los trabajos de ingeniería civil y los servicios sociales, como lo fue 2002. Por el lado de la demanda, desde el cuarto trimestre de 2002 hubo un preocupante frenazo del consumo, que parece continuar este año. Otra amenaza muy importante tiene relación con las exportaciones, pues el deterioro del crecimiento mundial y la crisis venezolana tendrán un efecto dramático sobre la demanda externa este año. Por su parte, la política fiscal no podrá jugar un papel expansivo y las incertidumbres que está creando la votación del referendo pueden tener efectos importantes, en la medida en que las calificadoras de riesgo han atado la nota de Colombia a su aprobación. Si el referendo no es aprobado, se podría crear una reacción financiera contra Colombia probablemente más importante que lo que se justificaría por la verdadera situación de los fundamentales del país.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.