| 12/1/1997 12:00:00 AM

Junta del Banco de la República

Junta del Banco de la República
Es, sin duda, la instancia de mayor poder económico en Colombia. Su éxito depende de la credibilidad de sus acciones y ésta, a su vez, es función, paradójicamente, de la autonomía de sus decisiones y de la coordinación que logre con el resto de las actuaciones del ministro de Hacienda. Esta difícil combinación entre autonomía y coordinación ha sido el talón de Aquiles de la Junta en los últimos dos años. No ha logrado que el gobierno incluya seriamente sus planes de ajuste fiscal en los programas de estabilización. Y durante 1997 ha tenido más bien que acomodar una política fiscal expansiva que pone en peligro la reducción de la inflación y el mantenimiento de una tasa de cambio competitiva. Se ha configurado así una trampa de la estabilización gradual, que cada vez parece menos sostenible.



Su reto es configurar una estrategia para eliminar eficazmente los crecientes desequilibrios macroeconómicos, que hoy hacen más vulnerable la economía colombiana en el turbulento panorama financiero internacional. Los miembros de la Junta, todos de intachable calidad técnica, deberán hacer más evidente su autonomía política del gobierno y más contundente su liderazgo en el saneamiento fiscal del país.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.