| 6/23/2000 12:00:00 AM

Julio César Páez

Julio César Páez
Como profesor de ciencias y tecnología, asumió el reto de dirigir una práctica agropecuaria en el Colegio Bachillerato Augusto Espinosa Valderrama en el corregimiento de Santa Clara, Montería. Decidió involucrar a sus alumnos en un proyecto de cultivo de rábano, tomate y ají en el patio de sus casas. Hoy, sus alumnos han sacado diversos proyectos adelante, venden lo que producen, conocen más su entorno e interactúan con él.



¿Cuál ha sido su experiencia personal más significativa?



Fundar una escuela en un barrio de invasión en Montería, donde los niños no tenían nada. No había ni siquiera una escuela donde enseñarles a los alumnos. Aquí con mucho esfuerzo fundamos una escuela y yo tuve que trabajar 4 años sin pago alguno.



¿Qué es lo mejor que le ha pasado a la educación en los últimos diez años?



Lo mejor es la autonomía que se le da tanto al maestro como a las instituciones, pues tienen la libertad de realizar proyectos y propuestas diferentes. En el concurso se han presentado propuestas regionales y de culturas específicas, que han mostrado una forma de investigar propia de la misma cultura. La investigación no tiene que ser universal, puede ser regional y se debe aplicar a las condiciones del entorno de cada región.



¿Cuáles son sus expectativas a diez años?



Hay que rescatar el humanismo, porque lo hemos perdido por completo. Somos muy materiales y el valor espiritual lo dejamos de lado. En eso consiste nuestro reto. Tenemos que formar para ser mucho más humanos cada día. Por ejemplo, debemos educar para la protección del ambiente pues es algo que nos afecta a todos. Además, me parece que un sueño es educar para la equidad y la justicia social, al igual que para la paz.



Si a usted le dieran la posibilidad de ser durante dos años Ministro de Educación, ¿qué haría?



Empezaría buscando información sobre las necesidades reales y no administraría desde el despacho. En el despacho solo se ven las cosas hermosas que en la realidad no se están dando. Muchas veces, las políticas van en contravía con la realidad, son muy utópicas y solo se aplican en el recinto. Hay que partir más de la realidad. Además, buscaría la información para tratar de armar una propuesta de trabajo y así guiar la propuesta educativa.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.