| 6/23/2006 12:00:00 AM

Hora de cambios

La crisis dejó al descubierto fallas que se deberían corregir en el mercado de capitales nacional.

Hora de cambios
Las crisis siempre dejan al descubierto elementos que se tienen que superar en los mercados de capitales. Algunos de ellos ya se corrigieron. Por ejemplo, se les permitió a los inversionistas liquidar anticipadamente las operaciones a futuro y, confiados en el interés que manifestaron algunos fondos de entrar al país, se eliminó la norma que los obligaba a permanecer al menos un año.

Sin embargo, hay otros problemas. "Nos hemos demorado mucho en conformar un mercado de derivados", dice Daniel Niño, jefe de investigaciones económicas y estrategias de Bancolombia. Los derivados permiten cubrirse frente a variaciones en los precios de los activos. Puesto que no tenemos esos mercados, los inversionistas se metieron en operaciones repo, que se convierten en un derivado que sirve más para especular que para otra cosa. Una forma de manejar mejor el riesgo de estas operaciones se conseguiría si, como propone Niño, la Bolsa recibiera las garantías de los repos y no los comisionistas. "Ahora cada puesto de bolsa tiene la información sobre los repos, pero el mercado no", señala.

Hay que dar el salto pronto hacia los derivados. Muchas veces, el gobierno teme que los inversionistas no estén preparados para administrar esas operaciones, pero si el mercado no ofrece opciones, los agentes estructuran instrumentos complejos y riesgosos por su cuenta. "Los mercados van siempre delante de la regulación", recuerda Niño.

Algunos analistas también recomiendan establecer un mecanismo de creadores de mercado que garantice la demanda de las acciones cuando haya bajas de precio. Eso ocurre con los TES, pero no con las acciones. Es una idea que más que capital, requeriría comisionistas y emisores interesados, dice Felipe Gómez, director de investigaciones económicas de Porvenir.

Otros temas que los mismos corredores deben resolver en sus normas de autorregulación son los conflictos de interés y el manejo de información privilegiada. Los corredores de bolsa tienen la posibilidad de invertir personalmente en TES o acciones y eso no deja de molestar a algunos inversionistas. "Enfrentados a una baja, cuáles papeles venden primero ¿los del cliente o los propios? En esto, no debería haber ninguna duda", le dijo a Dinero un corredor de bolsa reflexionando sobre lo que debería ser su posición.

La crisis parece ser una buena excusa para volver a pensar sobre este y otros temas que hagan más transparente y eficiente el mercado de capitales nacional.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.