| 5/16/2003 12:00:00 AM

Grupo Empresarial Antioqueño

Grupo Empresarial Antioqueño
El Grupo Empresarial Antioqueño es el más particular de los grandes conglomerados del país, ya que bajo esta denominación se integran en realidad tres grandes grupos: uno financiero, a cuya cabeza está Nicanor Restrepo desde Suramericana; otro de alimentos, con Carlos Enrique Piedrahita en la Compañía Nacional de Chocolates, y otro cementero, dirigido desde Argos por Juan Manuel Ruiseco.

En general, los tres conglomerados han estado enfocados en crear estructuras de propiedad más claras entre ellos y sus empresas, internacionalizar sus operaciones y mejorar la competitividad de cada subgrupo.

En el caso de alimentos, 2002 fue el año del descruzamiento accionario. Se creó una empresa inversora, Inversiones Nacional de Chocolates, y una operativa, la Compañía Nacional de Chocolates.

La inversora actúa como matriz de todo el grupo de alimentos, con el 100% de la compañía operativa (la Nacional de Chocolates), Colcafé, la Bastilla y Pastas Doria, y el 50.1% de Inveralimenticias Noel, que es a su vez la holding dueña de Galletas Noel, Zenú, Suizo, Continental, Rica y Dulces de Colombia.

Este desenroque se une a la operación que hizo Suramericana de Inversiones en 1999, cuando creó Inversura para que asumiera las inversiones en las compañías de seguros generales, vida, capitalización y seguridad social.

En el caso de Argos, desde 2000 esta empresa abandonó su actividad productiva y se convirtió en holding de cementos. Sin embargo aún un 20% de su portafolio está en sectores diferentes a su negocio principal.

Todas estas acciones de desenroque, que se deben profundizar, buscan mejorar la competitividad de las empresas, darle un mayor enfoque por negocio al grupo, y hacer más transparente el análisis de cada negocio.

La tendencia es a que cada vez más el enroque entre los sectores financiero, cementero y de alimentos se realice entre las holdings, y menos entre las empresas operativas.

Por otra parte, en el 2002 la Compañía Nacional de Chocolates creó Cordialsa en México, para distribuir alimentos en ese país, y no se descartan inversiones en Centroamérica y el Caribe.

Las cementeras, por su parte, avanzan en la certificación con la ISO 14.000, y consolidaron sus inversiones en Venezuela, República Dominicana, Panamá y Haití. Miran posibilidades en América Latina.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.