| 11/23/2001 12:00:00 AM

Gozan de buena salud

Gozan de buena salud
Después de haberle 'tomado el pulso' al mercado venezolano, la Organización Sanitas tendrá este año los resultados más saludables en su operación: llegará a los 100.000 usuarios, multiplicará por 10 el número de empresas afiliadas en contratos colectivos --en menos de un mes tendrá 600-- y cerrará contratos con 110 instituciones médicas afiliadas para la atención.



Este dinamismo le significó lograr el punto de equilibrio en el segundo semestre del año pasado, tras haber arrancado su negocio en Venezuela en 1998. En el sector, este punto de equilibrio se logra casi 5 años después de iniciar actividades, al llegar a los 40.000 usuarios y la organización lo alcanzó casi tres años antes.



Estas cifras se explican en que Sanitas llegó a un mercado con un producto --medicina prepagada-- que no tiene competencia y entregó mayores niveles de eficiencia, servicio y atención. "Lo más importante es trabajar de la mano con los proveedores y revisar sus costos", asegura Juan Pablo Currea, gerente de Sanitas Venezuela.



Agrega que en algunos renglones como el tema laboral o el inmobiliario hay sobrecostos, pero su incidencia no es para que valga tres veces más que en Colombia. "Hay que mostrarles que se puede lograr una buena rentabilidad ahorrando costos y que a los clientes se les pueden trasladar los beneficios de la eficiencia y no los costos de la ineficiencia", afirma Currea.



Aunque funcionan en forma similar a como operan en Colombia, han tenido que adaptarse a un nuevo mercado. Por ejemplo, en Colombia los médicos tienen sus consultorios y pueden atender, si es el caso, en 2 ó 3 clínicas o incluso más. En Venezuela, los médicos trabajan en las clínicas de las cuales son accionistas. Los acuerdos son primero con las clínicas y luego con los médicos. "Si el usuario va a una clínica con la que no tenemos convenio, no cubrimos los gastos", dice Currea.



Sanitas tiene presencia en 13 ciudades, y ahora sus objetivos inmediatos son un primer centro médico, cuya inversión ascendería a los US$5 millones, y una clínica, similar a la Reina Sofía de Bogotá, cuyo costo superaría los US$50 millones.



Gracias a este dinamismo sus clientes, que en el pasado reciente eran en su mayoría las colonias colombiana y española, ya han sido superados por los venezolanos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.