| 9/5/2003 12:00:00 AM

General Mills y La Campiña

Alianzas ganadoras

Fabiola Rueda, General Mills.
Para las empresas internacionales, no será fácil llegar al mercado local. Tendrán que invertir en publicidad y estrategias de mercadeo para posicionar sus productos y vincularse a las redes de distribución. General Mills, la sexta compañía mundial de alimentos, con ventas anuales superiores a US$11.500 millones, estaba pensando en eso. Desde 1996 está en Colombia, con distintos modelos de negocio: primero con un distribuidor, luego con inversión y ahora, acaba de hacer una alianza con Helados La Campiña. "El objetivo es aprovechar su cobertura logística, su red de frío y su vinculación con los canales. Para General Mills, los supermercados son su principal canal y es allí donde queremos llegar", explica Fabiola Rueda, gerente de marca para América Latina.

Para La Campiña es una relación gana-gana. "Agrandamos nuestro portafolio de productos con marcas como Häagen-Dazs, Betty Crocker y Old El Paso y así ganamos más eficiencia en rutas, pues los camiones de reparto van llenos y nuestra capacidad de negociación con los canales se fortalece. Además, para General Mills nuestra estrategia logística es vital, porque llega a cerca de 140 supermercados al día, de los cuales cerca de 80 son su canal objetivo", agrega Juan Carlos González, gerente administrativo y financiero de La Campiña.

Para él, esta es una estrategia de internacionalización. Además de General Mills, distribuye las tortas congeladas de Sara Lee y hace maquila de helados para Yogen Fruz.

El año pasado, La Campiña vendió $9.000 millones y este año espera vender $14.000 millones. Para General Mills, el crecimiento debe ser del 15% a 20%, en el primer año. "Nos enfocaremos en los puntos de venta para enseñarles a los consumidores nuestros productos", dice Rueda.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.