| 10/13/2000 12:00:00 AM

Exceso de regulación = corrupción

Exceso de regulación = corrupción
Florencio López de Silanes, investigador de la Universidad de Harvard y coautor del estudio sobre las dificultades para la formación de empresas en todo el mundo, respondió para Dinero algunas preguntas claves sobre emprendimiento.



¿Cuál es el impacto del exceso de regulación sobre las economías?



Los países que más regulan la entrada de nuevas firmas al mercado presentan niveles más altos de corrupción y de economía subterránea, sin que la calidad de los bienes y servicios ofrecidos al público sea mayor.



¿Cómo se explican esos excesos de regulación?



El origen de las leyes es un factor importante que determina la cantidad de regulación. Los países cuya tradición legal derivada del derecho civil francés -como Colombia- presentan niveles mucho más altos de regulación que países de tamaño y nivel de desarrollo económico semejante con sistemas jurídicos derivados del common-law inglés.



¿Por qué surgen las trabas y los requisitos?



Los gobiernos de mayor tamaño y con menor representatividad democrática tienden a regular más la entrada de nuevas empresas al mercado. Esto sugiere que la regulación --en lugar de garantizar el acceso y corregir fallas del mercado-- cumple la función de crear rentas para la burocracia.



¿Cuál es su visión del caso colombiano?



Colombia tiene uno de los sistemas de regulación indirecta más complejos del planeta. Las normas son tan confusas y dispersas que ni siquiera los funcionarios encargados de hacerlas cumplir tienen claros todos los requisitos para establecer legalmente un nuevo negocio en el país.



En Colombia, los funcionarios son muy eficientes pero el sistema en su conjunto es caótico. La privatización de los servicios públicos de certificación y registro en entes como las Cámaras de Comercio y las Curadurías Urbanas ha mejorado algunos procesos. Esto sugiere que el problema no está en los organismos, los funcionarios o los procedimientos individuales, sino en la estructura general del sistema regulatorio.



¿Qué lo sorprendió más en su estudio sobre el caso colombiano?



En Colombia, el marco normativo es tan confuso que los funcionarios exigen, muy de buena fe, el cumplimiento de requisitos inútiles o inexistentes. Por ejemplo, le preguntamos a la entidad encargada de recaudar los derechos de autor si un negocio sin atención directa al público (que solo trabaja por correo), donde no hay equipos de sonido y donde todos los empleados son sordos, requiere un certificado de no usuario de música en público. La respuesta fue afirmativa, pese a que la legislación aparentemente dice lo contrario. ¡Más aún, nos aventuró planes para imponer multas por esto a partir del año entrante!
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.