| 10/31/2003 12:00:00 AM

Estrategia para los TES

Carlos Alberto Rodríguez, director de Crédito Público.
En teoría, la deuda pública es uno de los principales depredadores naturales de un mercado de valores privado. Los papeles de la Nación compiten en mejores condiciones de riesgo con los títulos empresariales. Por efecto del 'Síndrome del papel estrella', como lo bautizó hace años el ex ministro Rudolf Hommes, los papeles estatales terminan desplazando a los privados del menú de los inversionistas institucionales.

El año entrante, el gobierno emitirá $14,3 billones en TES, de los cuales entre $6 billones y $7 billones podrán colocarse entre inversionistas particulares. De esa suma, los fondos de pensiones podrán comprar cerca de $2 billones de TES nuevos y reemplazarán los cupones y el principal de los que se vencen.

Pero no todo es malo. El sistema de operación de deuda pública colombiana es uno de los mejores del vecindario, afirma Rodrigo Jaramillo, presidente de la firma de corredores de valores Interbolsa, quien acaba de recibir a un grupo peruano interesado en conocer de primera mano cómo se emiten y se transan estos papeles.

Carlos Alberto Rodríguez, director de Crédito Público, le contó a Dinero su estrategia de endeudamiento interno para el año que viene. No creará instrumentos nuevos. Se concentrará en los que tiene y les dará mayor liquidez. Estructurará productos que hagan más profesional el mercado, como los que permitan la transferencia temporal de valores y que ofrezcan liquidez para operaciones de corto plazo.

El más vistoso de esos proyectos es el de la creación de una bolsa de futuros, que permitiría generar instrumentos para cubrir a los inversionistas contra el riesgo de fluctuación de tasas de interés. Sin embargo, Rodríguez no ve gran movimiento en este asunto. La reglamentación va mucho más lento que el deseo y no espera que haya resultados para mostrar en esta materia hasta 2005.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.