| 1/24/2003 12:00:00 AM

Entrevista: "Estados Unidos parece estar recuperándose"

Sebastián Edwards
Dinero habló con Sebastián Edwards sobre las perspectivas mundiales, latinoamericanas y colombianas en el 2003. Edwards es un reconocido economista experto en América Latina, profesor de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA) y columnista de The Wall Street Journal. Sostiene que Colombia presenta una situación francamente prometedora, sobre todo en comparación con otros países de la región.



¿Cómo ve la economía de Estados Unidos este año? ¿Cree que todavía existe el riesgo de una nueva recesión o double-dip y de ser así cuál es el panorama para este país?



La economía de Estados Unidos parece estar recuperándose, aunque las preocupaciones sobre la posible guerra con Iraq han afectado las expectativas de los inversionistas. En gran medida lo que pase en los próximos meses va a depender de cómo se desarrolle este conflicto armado. Si las cosas se complican, o la lucha se alarga más de lo esperado, es muy posible que veamos una drástica caída en el nivel de confianza y en el gasto de los consumidores. Algunos analistas tienen confianza en que el paquete fiscal de la administración Bush podrá acelerar la recuperación. Esto, sin embargo, es muy poco probable. No solo habrá oposición al paquete en el Congreso, sino que además sus características no son demasiado reactivadoras.



¿Cómo cree que se van a mover las tasas de interés en Estados Unidos y la zona euro, así como el dólar frente al euro?



Por un largo tiempo, el dólar ha estado claramente sobrevaluado. Por ello, la caída del dólar frente al euro observada en el último tiempo no debiera sorprendernos. Es altamente probable que durante el resto del año el dólar continúe cayendo, e incluso que la tasa de cambio cierre el año a US$1,08 - US$1,10 por euro. Si la economía estadounidense no se recupera antes del verano, es posible que la Reserva Federal vuelva a bajar las tasas, aunque dado su nivel actual ya no hay demasiado espacio a la baja. En todo caso, la Reserva Federal aún tiene otros instrumentos a su disposición para seguir luchando contra la lenta recuperación.



¿Qué se requiere para que América Latina pueda salir del caos en que se encuentra? En particular, ¿cómo ve a Argentina, Brasil, Venezuela y Colombia?



El acuerdo de Argentina con el FMI es un paso positivo, que debe ser aprovechado por los políticos de ese país. Una verdadera recuperación requerirá una vuelta de la confianza, reforma política y un retorno de los capitales fugados durante el año pasado.



Brasil va bien, hasta ahora. Es fundamental que los políticos del Partido de los Trabajadores, PT, tengan paciencia, y no fuercen al presidente Lula a entrar en el terreno de la nostalgia populista.



Venezuela continúa siendo un total desastre y la testarudez de Chávez en nada ayuda a resolver el problema. Veo una caída continua que a estas alturas solo podrá solucionarse con un gobierno de unidad y reconciliación. ¿Quién lo liderará? No sé.



Colombia presenta una situación francamente prometedora. Un Presidente activo, con un gran liderazgo, y un equipo económico de primerísimo nivel. Para una recuperación sostenida se requiere mayor confianza entre los inversionistas, y que los bancos empiecen a prestar dinero.



¿Qué efectos cree que tendrá en América Latina el reciente triunfo republicano en las elecciones parlamentarias en Estados Unidos?



Pienso que en lo económico posiblemente la beneficie un poco, porque en la balanza hay un poco más de interés por el libre comercio en el Partido Republicano. Pero, al mismo tiempo, hemos visto situaciones muy curiosas en las elecciones pasadas, en las cuales candidatos que con anterioridad habían apoyado el comercio libre y sin trabas, como la senadora electa Elizabeth Dole, han tomado actitudes proteccionistas muy preocupantes. Diría que en temas generales es posible que haya una movida positiva hacia la región, pero todavía está por verse.



Cuando parece existir esta ventana de oportunidad en Estados Unidos respecto a nuevos acuerdos bilaterales de comercio con países latinoamericanos, ¿cree que el proceso de integración económica internacional ha sido bueno para Colombia?



El caso de Colombia es especial, en sus dimensiones y en sus aspectos trágicos. Colombia siempre tuvo un grado de integración al mundo más alto que el del resto de América Latina. Este proceso fue ahondado y consolidado durante la administración de César Gaviria con el proceso de apertura liderado por el ministro Rudolf Hommes. Los escándalos que paralizaron a la administración de Ernesto Samper impidieron avanzar en esta senda y crearon una gran distracción. A esto hay que sumarle el conflicto armado, y los esfuerzos --finalmente frustrados-- por lograr la paz. Hoy, sin embargo, hay esperanza, tanto entre los analistas de Wall Street como entre los que siguen la economía colombiana en los distintos centros de estudios internacionales.



Por último, ¿en qué invertiría su plata este año?



Bonos públicos italianos, acciones farmacéuticas y bonos de California, para empezar. También en arte latinoamericano.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.