| 2/18/2005 12:00:00 AM

El sabor de la cebolla

Desarrollar normas técnicas, darle valor agregado y homologar la producción son los retos de los cultivadores de cebolla en Boyacá.

El sabor de la cebolla
La semana pasada salió hacia España el primer despacho de cebolla en pasta producida en Boyacá. Ya una cooperativa de cultivadores -Colago- había iniciado su estrategia exportadora hacia Estados Unidos, Italia, Antillas, Panamá y Ecuador. Aunque se trata de volúmenes pequeños, y aún está en etapa de exploración, han encontrado allí un potencial de negocio, que manejado con indicadores de gestión, les puede permitir un desarrollo de negocio muy importante. En Aquitania, Boyacá, se producen 400 toneladas diarias de cebolla. La gran mayoría de ellas se comercializa en forma tradicional en los mercados de abastos "sin técnica ni mejoramiento y con criterios de calidad subjetivos", explica Diego Pedraza, subgerente operativo de Colago. "Pretendemos desarrollar una norma técnica para la cebolla y homologarla", agrega. Pero la tarea no es fácil, pues se trata de convencer a los cultivadores -que por años han manejado la agricultura tradicional- de unirse para ganar economías de escala, darles a los cultivos manejos tecnológicos modernos y lograr una unidad de criterio que permita producir cebolla en forma estandarizada. Con 21 cultivadores, están produciendo la cebolla, dándole al producto valor agregado -como la cebolla larga en pasta- y fortaleciendo su estrategia al apoyarse en las normas de la Food and Drug Administration (FDA) y el ICA.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.