| 9/14/1998 12:00:00 AM

"El país esperaba que le hablaran claro"

"El país esperaba que le hablaran claro"
Miguel Urrutia, gerente del Banco de la República, está convencido de que era indispensable mover la banda cambiaria en la magnitud que se movió. Cree que el Emisor ya hizo lo que le correspondía en este campo y que de ahora en adelante su misión es defender la nueva banda. Afirma que si el Congreso y el gobierno hacen lo que les corresponde, el dólar flotará dentro de la nueva banda sin problema. Estas son sus respuestas a las inquietudes de Dinero.



¿Cuál fue la racionalidad detrás de la decisión de mover la banda cambiaria?



El país estaba esperando que le dieran una interpretación clara sobre el precio del dólar. Todo el mundo estaba opinando respecto a cuál debía ser la tasa de cambio, desde los ex presidentes para abajo. En Colombia no se había visto una situación así desde el año 64.



Hacía falta una acción coordinada del gobierno y el Banco de la República, que tuviera credibilidad. El gobierno, al hacer el plan de ajuste fiscal, creó la oportunidad.



Pero el ejercicio de programación macroeconómica que se utilizó para tomar la medida es muy superficial. Las cifras disponibles son demasiado vagas para tomar una decisión tan grande.



Hay un programa macro que es tan sólido y detallado como el que se ha tenido a esta altura en todos los años anteriores. Las decisiones más críticas se toman con base en la balanza de pagos y sobre este punto no hay grandes dudas.



¿Qué medidas complementarias podría tomar el Banco?



Al Banco de la República no le corresponde tomar medidas adicionales. Lo importante es que el gobierno cumpla el compromiso del 2% de déficit fiscal en 1999. El Banco hubiera querido ver una reducción mayor del gasto, pero consideramos que ese nivel de déficit es una meta satisfactoria.



¿Por qué este episodio de manejo cambiario va a ser diferente del que vivimos en junio pasado? ¿No podríamos terminar en una nueva devaluación?



En junio no había un plan de ajuste fiscal y ahora sí lo hay. En junio el Congreso estaba pensando en seguir aumentando gastos, pero en cambio ahora hay una conciencia en el país de la necesidad de hacer el ajuste.



¿Hacia adelante cómo ve las



perspectivas?



Creo que es muy probable que el dólar flote dentro de la nueva banda cambiaria, manteniéndose lejos del piso y el techo. En cuanto al entorno mundial, creo que la situación va a ser más clara a mediados de 1999. Las tasas de interés en Estados Unidos y Europa podrían bajar, debido al estado de la economía mundial.



¿Por qué no se decidió hacer una devaluación más drástica de una vez?



Porque no habría sido creíble. Colombia habría podido desatar una espiral de devaluaciones competitivas en América Latina si hubiera actuado así. El momento de la región es muy difícil.



¿Qué pasaría si el paquete fiscal no marcha en el Congreso?



El gobierno tiene los instrumentos para hacer el recorte. Empezando por la emergencia económica.



¿Cómo puede afectar todo esto la marcha del sistema financiero?



La mayoría de las instituciones están muy sólidas. Probablemente habrá que atender casos particulares y puntuales, pero nada que comprometa al sistema.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.