| 9/16/2005 12:00:00 AM

El origen de la crisis

El origen de la crisis
Cuando el gobierno decidió nacionalizar Granahorrar en 1998, uno de los más afectados con la decisión fue el grupo Superior, que tenía cerca del 16% de la entidad y contaba con vender esa participación para pagar deudas por cerca de $60.000 millones de esa época.

Con la oficialización, perdió esta fuente de ingreso y, adicionalmente, se encontró ante la necesidad de capitalizar el Banco Superior afectado por la crisis financiera de 1999. En ese año, los accionistas -en cabeza de la Promotora Superior- acudieron a Fogafin por un crédito para poder cumplir esta exigencia, y en 2000 tuvieron que pedirle otro para una segunda capitalización. Entre estas dos operaciones, terminaron adeudándole unos $130.000 millones a Fogafin, explica Hernando Álvarez, presidente del Banco Superior y gerente de la Promotora.

En 2000 también tuvieron que reestructurar sus obligaciones con los bancos de Aval (este grupo había intentado comprar el Superior antes de la crisis, pero no pudo ponerse de acuerdo con Diners Club International para la renovación de la franquicia de la tarjeta de crédito).

Como este respiro no fue suficiente, tuvieron que entrar a la Ley 550 de reestructuración económica, para lo cual contaron con el apoyo de Fogafin y de los demás acreedores. Esto les permitió darle un giro al banco y mejorar sus indicadores, tanto que pudieron venderlo 5 años después por $451.443 millones (incluyendo la participación de los minoritarios).
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.