| 2/22/2002 12:00:00 AM

El No. 1 de la CED en secundaria: Max Planck

El No. 1 de la CED en secundaria: Max Planck
El estudiante es el eje, motor y sentido de toda nuestra práctica educativa", afirma Luis Hernán Barriga, rector de la institución. Esto es evidente al entrar en el plantel, donde se respira un profundo compromiso tanto de los alumnos como de los profesores. El liceo Max Planck es un colegio pequeño, ubicado en el barrio Yomasa, del sur de Bogotá, con cerca de 400 estudiantes de escasos recursos. Fue fundado en 1996, obtuvo el primer lugar en las pruebas de la Secretaría de Educación del Distrito (SED) en el año 2001 y ha obtenido resultados sobresalientes en la prueba en años anteriores.



¿Cómo explica este excelente resultado? "Desde la fundación del colegio, nos hemos guiado por la filosofía de las competencias", explica Barriga. "No nos importa solamente dar conocimientos. Tratamos de ir más allá de saber los contenidos teóricos para que el estudiante sepa más bien qué hacer con esa teoría".



La calidad se logra mediante la planeación de todo el trabajo en el colegio. "La planeación no tiene nada de raro y, de hecho, la Secretaría la exige. La diferencia está en que la llevamos a la práctica hasta que vemos los resultados", dice Barriga. "La clave es ser ordenado, aplicar los planes, verificar, encontrar los problemas, retroalimentar y solucionar".



El colegio da prioridad al propósito de integrar a toda la comunidad educativa: alumnos, padres de familia, profesores y directivas, en la formación del estudiante. Los padres están involucrados en las actividades. Tienen la puerta abierta permanentemente en el colegio. "Los padres de familia que viven en este barrio trabajan largas jornadas. Yo no puedo ponerles citas, porque no las podrían cumplir. Cuando vienen, los atendemos". El colegio trabaja con los padres para que ellos asuman el papel que tienen en la educación de sus hijos al definir prácticas de disciplina, proveer los elementos mínimos que necesitan los estudiantes y crear un entorno propicio para el estudio en sus hogares.



El PEI tiene énfasis en valores, matemáticas y ciencias. "El lenguaje no recibe énfasis como un área, sino como un elemento estructurador del pensamiento que atraviesa todas las áreas", explica Barriga.



La jornada es un poco más larga de lo usual (de 6:30 a.m. a 2:30 p.m.), pues el colegio cree que ese es un factor de éxito. Barriga es también un convencido de las ventajas de hacer una nivelación de éxito diaria con los alumnos. "Cuando un alumno tiene problemas, hay que resolverlos inmediatamente". El colegio mantiene sesiones diarias de nivelación para atender ese propósito. También cree en las tareas. "La tarea tiene un papel fundamental, porque le da al estudiante la oportunidad de pensar por sí mismo y de lograr la satisfacción de hacer las cosas bien. Pero la tarea debe tener una dimensión manejable y el alumno debe estar en capacidad de resolverla. No se trata de darle una larga lista de ejercicios de los cuales no va a poder hacer ni la mitad, como se usaba en otras épocas".
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.