| 4/16/2004 12:00:00 AM

El lío de las matrículas

Qué está permitido en el alza de matrículas, autorizada para eliminar las "contribuciones voluntarias" en los colegios.

El lío de las matrículas
Aunque los bonos están prohibidos desde 1994, en la práctica los padres de familia no han dejado de pagarlos ni un solo año, bajo la modalidad de "contribución voluntaria", que es más una imposición del colegio que una ayuda espontánea de los padres de familia.

Cuestionados por unos, defendidos por otros, los recursos obtenidos con las contribuciones les han permitido a los colegios estar al día en infraestructura y en la oferta de servicios a los estudiantes, ante la imposibilidad de incrementar sus matrículas por encima de la inflación.

Teniendo en cuenta esta realidad, y con el fin de darles transparencia a los costos de la educación, el Ministerio de Educación decidió permitir a los colegios que están en el mercado libre alzas superiores a la inflación más tres puntos para los alumnos que ingresen al primer grado que ofrece el colegio.

La filosofía de la medida es que haya transparencia en los costos de la educación. Sin embargo, algunos colegios aprovecharon la medida para realizar aumentos de entre el 45 y el 55% a los alumnos de primer grado, además de cobrarles la contribución voluntaria.

Si bien esto ha causado indignación, los padres solo tienen dos caminos. No matricular al niño en el colegio o dar la pelea y hacer una denuncia formal -con pruebas- de que la contribución no es voluntaria, sino un requisito del colegio, lo cual es ilegal.

Pero los padres también pueden obligar a los colegios a ser más transparentes en sus procedimientos y a que aprovechen la libertad que les da la nueva norma para salir de esa zona gris en la que los metió la congelación de tarifas.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.