| 10/17/2003 12:00:00 AM

El lío del Metro

Ramiro Márquez, gerente general del Metro de Medellín.
Las condiciones están dadas para que el Metro de Medellín por fin salde su deuda con el gobierno nacional. La propuesta consiste en pasar a pesos los US$650 millones que la entidad todavía debe a la banca privada extranjera y que el gobierno tiene que pagar en los próximos 23 años. Los recursos para cumplir la obligación seguirán proviniendo del 10% de la sobretasa a la gasolina y del 40% del impuesto al consumo de tabaco, los cuales le han representado hasta ahora a la Nación recursos por US$465 millones. De esta manera, el departamento y el municipio tendrán ahora más de 70 años para cancelar su deuda con la Nación y así dispondrá en el corto plazo de más recursos para otras inversiones. "Responderemos por el 60% de la obligación y el gobierno se encargará del 40% restante. La deuda creció $6,25 billones entre 1996 y 2002 por la devaluación", explica Ramiro Márquez, gerente general del Metro de Medellín. El gobierno condicionó la aprobación de esta propuesta al retiro de una vieja demanda de EPM contra Isagen, la cual ya pasó a manos del municipio de Medellín y servirá también para el pago de la deuda.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.