| 2/8/2003 12:00:00 AM

El futuro económico de América Latina

"El terrorismo en Colombia tiene dos causas: las drogas y la debilidad del Estado. Estamos haciendo esfuerzos, pero necesitamos la cooperación internacional para acabar con el lavado de activos". Alvaro Uribe Vélez, presidente de Colombia.
Latinoamérica se ha rezagado fuertemente en los últimos años. Durante el 2002, las economías de los países de la región decrecieron 1,1% y su PIB se ubicó en los niveles de 1997. Los problemas de gobernabilidad siguen siendo una constante. Aunque, para muchos, la región ya enfrentó su peor crisis, no se ve con claridad una pronta recuperación. Por ahora, los países deberán seguir manteniendo políticas ortodoxas, si quieren transmitir confianza a los mercados internacionales. La globalización exige un nuevo enfoque pues Latinoamérica tendrá que enfrentar sus problemas de pobreza y deberá concentrarse en desarrollar ventajas competitivas para progresar en este nuevo entorno.



"Se necesita un nuevo humanismo económico. Una democratización de la economía mundial. La lucha contra la pobreza tiene que ser global. Está demostrado que la racionalidad de los mercados no es suficiente".

Vicente Fox, presidente de México.



"Sin duda, las soluciones ortodoxas son la mejor manera de abordar el problema; pero debe haber equilibrio entre una administración responsable de la economía y la inversión social. Estados Unidos y Europa tienen que eliminar sus políticas proteccionistas".

Alejandro Toledo, presidente de Perú.



"La paz no es un objetivo moral. Es un imperativo de la razón. Las disputas deben resolverse por medios pacíficos. Tenemos que aceptar que la pobreza y el hambre son en muchas ocasiones la semilla del fanatismo y la intolerancia".

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil.



"El progreso de Latinoamérica, aparte del crecimiento en el PIB, es bueno. La falla ha estado en que los países no se han adherido a políticas ortodoxas y esto ha tenido un efecto negativo en su crecimiento".

Anne Krueger, directora, Fondo Monetario Internacional.



"La gran mayoría de los problemas que enfrenta Colombia son de gobernabilidad. Hemos ignorado la importancia de la política".

Juan Manuel Santos, presidente, Fundación Buen Gobierno.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.