| 9/16/2005 12:00:00 AM

El camino de Unilever

Esta empresa europea les ha dado un nuevo aire a las estrategias de mercadeo.

El camino de Unilever
En 1930, nació Unilever de la fusión entre la compañía holandesa Margarinas UNIE y la compañía británica Lever Brothers, dedicada a la fabricación de jabones. Opera en 150 países y sus ventas alcanzan 42.000 millones de euros.

A finales de la década de los 40, llegó a Colombia al adquirir la empresa de grasas Cogra y luego compró negocios como Pond's, La Llave, Elefante, La Fuente, Varela y Disa -con su marca Fruco-. A su vez, en Ecuador adquirió Jabonería Nacional y Pingüino; en Bolivia Quimbol Lever, y en Perú, Industrias Pacocha. En esta región vende cerca de 424 millones de euros y el 50% de sus empleos los genera en Colombia.

Sus estrategias de mercadeo son uno de sus mayores aportes. Unificó la marca de champú Sedal, en reemplazo de Sunsilk que estaba en algunos mercados, entre ellos Colombia, y les ha dado aire a nuevas herramientas como la activación de marcas, en la cual productos de cuidado personal como la misma Sedal -con tratamientos y coloraciones-, el desodorante Axe y los productos de Rexona -desodorantes y jabones- se han convertido, incluso, en casos de exportación. Buscan romper esquemas tradicionales de comunicación para que sean más cercanos, en categorías donde la fidelidad a las marcas es muy baja.

De otra parte, bajo grandes marcas sombrilla, tiene como objetivo atender segmentos definidos. Por ejemplo, mientras Sedal es una marca dirigida al segmento de estratos medios, con Dove busca llegar al segmento premium y ha extendido esta marca a otros productos desde champú hasta cremas y jabones, y se espera que llegue al mercado colombiano en otras categorías como desodorantes.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.