| 3/16/2007 12:00:00 AM

Directo a la base

Directo a la base
La empresa Une recuperó parte de sus abonados de menores ingresos.
 
La estrategia de mercadeo de la empresa de comunicaciones Une no es sencilla. Debe convertir un tema tecnológico en una necesidad del consumidor. Para eso, debe transformar los atributos técnicos de sus redes, en conceptos cercanos a sus clientes, como formación o entretenimiento. Además, quiere llegar a los segmentos de menores ingresos, en los que se concentra la mayoría de la población potencialmente compradora de los servicios de Une, cerca de 1,2 millones de hogares.

Uno de sus programas más exitosos en ese sentido empezó en noviembre de 2006. Pretendía reconectar a los deudores morosos. En un plan anterior había refinanciado las deudas sin intereses y a plazos de 10 años, pero el resultado no fue bueno, en la medida en que los usuarios reconectados, volvían a caer en mora y debían ser refinanciados otra vez.

El nuevo esquema se montó sobre tarjetas prepago de $5.000, $10.000 y $20.000. Cuando el usuario las usa, una parte de ese dinero va a saldar su deuda y otro al pago de su consumo. En los pocos meses que lleva en operación, Une ha vendido 35.000 tarjetas. De esta forma, resolvió un problema de cartera y desarrolló un modelo que ahora está listo para trasplantar a otras ciudades en su agresivo plan de expansión para 2007.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.