| 6/8/2006 12:00:00 AM

Crecer, sí se puede

Las normas antimonopolio colombianas no impiden el crecimiento rápido por fusiones o alianzas.

Crecer, sí se puede
Las empresas colombianas que crecen rápidamente, sobre todo por fusiones y adquisiciones o alianzas, temen estrellarse contra la pared de las limitaciones antimonopolio de la Superintendencia de Industria y Comercio. Sin embargo, esta superintendencia entiende la necesidad de tener empresas de la talla que se necesita para competir en el mundo. "La Superindustria les da la bienvenida a las integraciones que producen eficiencia y sinergias que vayan a favor del consumidor", le dijo a Dinero el superintendente Jairo Rubio.

Para el superintendente, una alta participación en el mercado es indicio de que existe poder dominante en el mercado que le permite a una empresa fijar precios a su antojo, pero no es una prueba definitiva de que lo tenga.

Una compañía puede quedar con el monopolio de un mercado en el país y no tener poder de mercado, cuando existe la posibilidad de que otro competidor local o internacional llegue en el corto plazo a ofrecer productos iguales si el monopolista sube sus precios. Lo importante, explica, no es el número de competidores, sino la capacidad que tenga de manipular los precios en contra de los consumidores, o la de establecer prácticas indebidas para restringir la competencia.

Por eso, para autorizar una fusión, la Superintendencia se fija si hay o no barreras a la entrada de competidores potenciales —como costos hundidos o poder de marca— y la capacidad de reacción de los competidores. Visto así, en Colombia se puede crecer siempre y cuando no se abuse del consumidor.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.