| 5/13/2005 12:00:00 AM

Conclusiones de Luis Guillermo Plata presidente de proexport colombia

A ganar competitividad para enfrentar a China

Conclusiones de Luis Guillermo Plata presidente de proexport colombia
Conocer China y evaluar de primera mano el cómo de su acelerado desarrollo y estudiar cómo este país puede afectar la producción nacional fueron los objetivos de la misión empresarial exploratoria.

La agenda de 12 días, en la que 146 líderes empresariales colombianos visitaron, conocieron y se sentaron a plantear negocios con sus homólogos chinos, fue una importante experiencia para cada uno de ellos.

La gran conclusión es que, para enfrentar la competencia china, Colombia debe ante todo ponerse de acuerdo en dónde quiere competir, mejorar esa competitividad, diferenciar sus productos y avanzar en un proceso de modernización en todos los niveles.

Exportar hacia China y atraer inversión de ese país hacia Colombia fueron intereses latentes durante la misión. Después de esta primera aproximación, se detectaron sectores y nichos donde se podrían lograr ambos objetivos, en el largo plazo.

Entre las oportunidades por afinar mediante un seguimiento puntual, figuran:

- En materias primas hay posibilidades en ferroníquel y otros minerales, siempre y cuando sus costos de producción permitan pagar un flete relativamente alto.

- Los cueros crudos, segundo renglón de exportación de Colombia a China, podrían crecer, para lo cual los empresarios colombianos deberían ampliar su producción.

- Las pulpas de frutas y las carnes de res, cerdo y pollo, siempre y cuando se aprueben convenios fito y zoosanitarios, renglones en los que se espera lograr un acuerdo pronto. En el caso del café, el consumo es incipiente (550.000 sacos vs. una producción colombiana de más de 10 millones). No obstante, se puede hacer una labor de educación del consumidor y promoción, como la que se hizo en Japón en los 70 y 80. Esto implicaría una presencia directa en China y un presupuesto interesante para promoción y creación de marca. No se debe olvidar que en el sur de China ya se produce café y que Vietnam desplazó a Colombia como segundo productor mundial.

- En cuanto a inversión, la exploración petrolera podría constituirse en el inicio de la presencia de China en Colombia (de hecho, se firmó un memorando de entendimiento entre la petrolera estatal china y la Agencia Nacional de Hidrocarburos). Igualmente se debe pensar en inversiones conjuntas sinocolombianas para producir bienes de exportación hacia mercados con los que Colombia tenga acuerdos de libre comercio y una mayor cercanía geográfica.



El objetivo de la misión se cumplió. Más allá de lo alcanzado, para Colombia será difícil, aunque no imposible, materializar oportunidades. Para ser exitosas en ese mercado, las empresas colombianas deberán decidir primero si el mercado chino es, en efecto, su imperativo estratégico; de serlo, tendrán que hacer un esfuerzo constante y a largo plazo con presencia local y suficiente músculo financiero para sostenerse. De otra manera, simplemente será preferible concentrarse en otros mercados.

Por otra parte, los empresarios colombianos descubrieron qué clase de competidor están enfrentando: no solo es un productor de bajo costo, sino que ahora también tiene calidad, tecnología, diseño y una infraestructura que le permite ser veloz y manejar grandes volúmenes eficientemente.

Para Colombia, esto es una llamada de atención que la pone a pensar qué acciones radicales debe tomar para no quedarse atrás en un mundo globalizado donde debe enfrentar competidores verdaderamente formidables.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.