| 4/9/2001 12:00:00 AM

Colegio San Carlos.

Colegio San Carlos.
El mejor de todos



Este colegio, que ha estado en los primeros lugares en Bogotá, busca formar líderes con sensibilidad social, personas que sean capaces de hacer lo que piensan y lo que proponen.



El padre Francis Wehri, rector del San Carlos, cree que a pesar de las libertades y de las diferentes oportunidades académicas y culturales que tienen los estudiantes, el colegio se mueve en un eje de estricta disciplina académica. Siempre se fija un mínimo de horas de clase y de tiempos académicos que se deben respetar y, sin importar lo que los alumnos hagan, las tareas y trabajos siempre se deben hacer. Una de las fortalezas del San Carlos es que los jóvenes aprenden y se fortalecen de una pluralidad de pensamiento, pues los alumnos y profesores son de diferentes estratos sociales y económicos, con diferentes visiones de vida. Allí no hay uniformidades dañinas, sino variedad. Allí se ingresa por capacidad intelectual, no económica.



Este colegio bilingüe podría imponer matrículas altas, pero no lo hace. El San Carlos, de padres benedictinos de Dakota del Norte, Estados Unidos, no cobra bono, no tiene ninguna tarifa de ayuda ni auxilio para los alumnos nuevos. De hecho, la matrícula, con cafetería y transporte, asciende a un máximo de $367.000.



En el San Carlos, la educación no es un negocio, es una vocación social.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.