| 11/9/2001 12:00:00 AM

Cerámica Italia

Cerámica Italia
El freno en las ventas de vivienda en la segunda mitad de la década anterior trajo una caída inmediata en la demanda de pisos cerámicos, baldosines, enchapes y baños. Para Cerámica Italia, se hizo evidente que la situación exigía un cambio de estrategia. La respuesta consistió en enfocarse sobre el consumidor, sus hábitos y necesidades.



Así, Cerámica Italia ha pasado de ser un productor de cerámicos a un "comercializador de ambientes". El valor de la cerámica para el consumidor no solo está dado por su resistencia, higiene u otras características puramente prácticas, sino por la versatilidad de este material para expresar una forma de ver la vida con el diseño de espacios interiores y exteriores.



Este cambio de concepto permite a una empresa superar las fronteras nacionales y pensar en los "nichos globales", pues amplios grupos de consumidores con las mismas necesidades aparecen en diferentes países del mundo. La empresa ha realizado cambios en diseño, formato, estilos y tecnologías para satisfacer una demanda mundial latente. "El producto preferido actualmente en el mercado internacional es la cerámica parquet, que se asimila a la madera. Lo mismo ocurre con las cerámicas en tonos cafés, ocres y opacos que crean ambientes rústicos", comenta Carlos Mantilla, gerente de mercadeo. Cerámica Italia se ha enfocado en los mercados andino y de Estados Unidos, principalmente. Con ventas por más de $34.362 millones en el 2000 y un margen neto de 6,8%, la empresa se posiciona como la de mayor margen de contribución en el subsector de cerámicos para construcción. En este momento, Cerámica Italia está trabajando en la instalación de dos prensas nuevas, para ampliar la capacidad instalada y responder a la creciente demanda internacional.



Carlos Mantilla, gerente de mercadeo de Cerámica Italia.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.