| 8/21/2009 12:00:00 AM

Bogotá, temor por la revisión

Hay consenso en la ciudad en cuanto a que se debe mejorar la ejecución del POT de 2003, más no en modificarlo completamente.

Bogotá, temor por la revisión
La decisión del alcalde Samuel Moreno de revisar el Plan de Ordenamiento Territorial ha sido acogida con reservas por los gremios de la ciudad. La principal preocupación radica en que Moreno no ha sido claro en explicar lo que busca con las modificaciones. Aunque Dinero intentó hablar con él sobre este tema, prefirió que la vocería quedara en manos de Planeación Distrital, debido a que tenía una agenda muy ocupada.

La posición de Camacol Bogotá y Cundinamarca con respecto a la revisión del POT es contundente. "Vale la pena preguntarse si verdaderamente le conviene a la ciudad modificar un POT del que no es posible evaluar su eficiencia, dado su bajo nivel de ejecución", señala Sandra Forero, gerente del gremio. En el sector privado insisten en que es urgente reglamentar adecuadamente los instrumentos del plan actual, mejorar su ejecución y simplificar el caos normativo.

Por su parte, el representante a la Cámara por Bogotá, David Luna, ha sido muy crítico porque no se ha hecho público el primer borrador del POT, de los aspectos técnicos del mismo ni de los diseños definitivos del Metro, del Tren de Cercanías o del Sistema Integrado de Transporte Público.

Para María Camila Uribe, secretaria de Planeación Distrital, más que cambiar el POT, "el objetivo es lograr que sea un instrumento efectivo para afianzar el modelo de ciudad".

La funcionaria, cuyo nombramiento fue bien recibido en el sector, afirma que el objetivo de la revisión es tener un POT que agilice la actividad constructora de la ciudad, atraiga actividad económica y se vuelva un instrumento para tratar de llenar los vacíos legales del ordenamiento territorial.

Uribe explica que el alcance de las modificaciones está en discusión técnica. Así mismo, afirma que la revisión no se da por el metro. "Se revisa porque la transformación de la región y la ciudad lo imponen".

Frente a la tramitología, reconoce que el reto es crear mecanismos que hagan más rápida y eficiente la transferencia de derechos urbanos en Bogotá. Un proyecto que tiene en expectativa a la ciudad, es el de la aprobación del Plan Zonal del Norte, que ha tenido reparos por parte de los gremios. "Es propósito de esta administración absolver las inquietudes planteadas, precisar los elementos del decreto sobre la gestión y financiación y poner a consideración para firma del Alcalde Mayor el proyecto de decreto", sostiene.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.