| 3/7/2003 12:00:00 AM

Arrancan las pruebas del 2003

Arrancan las pruebas del 2003
El 15 y 16 de marzo próximos, por primera vez en la historia del Icfes, los 112.000 estudiantes de calendario B que presentarán la prueba se podrán llevar el cuestionario a la casa, una vez terminado el examen.

Este es un buen reflejo de la nueva filosofía del Icfes, que hace cuatro años dejó de medir conocimientos para centrarse en las competencias básicas. Como ahora lo que importa es la capacidad que tiene el alumno de resolver problemas en forma plausible, y regular, el examen puede ser consultado sin problemas -incluso hay un modelo en la página del Icfes en internet- porque mide conceptos, no definiciones.

El nuevo esquema de evaluación, que rige desde el 2000, les brinda mayores elementos a los colegios y a las universidades sobre el aprendizaje y capacidades de los estudiantes.

De hecho, los criterios de selección de las universidades cambiaron, gracias al giro que se dio en las pruebas del Icfes. Por muchos años, el alumno que obtenía un puntaje general por encima de 290 puntos tenía grandes posibilidades de entrar a una buena universidad (dependiendo de la carrera). Ahora, los comités de admisión miran el desempeño que obtuvo el alumno en las áreas que son consideradas importantes por cada facultad: matemáticas, español, biología, filosofía, física, historia, química o geografía. Con este criterio, los padres deberían escoger el colegio por su desempeño en las áreas de conocimiento que se quieren desarrollar en los hijos.

El resultado del colegio corresponde al promedio que obtuvieron los alumnos en las pruebas. Por eso es importante tener en cuenta cuál fue la dispersión de los resultados, para ver si hay una coincidencia en los puntajes de los estudiantes, de tal manera que el buen comportamiento no esté jalonado por unos pocos alumnos que obtuvieron un desempeño sobresaliente. Es conveniente saber el número de alumnos que entran al grado 7, y los que se gradúan en grado 11, porque muchas instituciones van depurando las promociones para dejar solo a los que consideran mejores estudiantes. Si a la hora de elegir el colegio el padre de familia mira estos datos, sabe de antemano las posibilidades que tiene su hijo de llegar a graduarse de la institución y si puede esperar con cierta seguridad que va a adquirir los conocimientos y las competencias que exigen las pruebas de Estado y, por ende, las universidades.

La información que dan las pruebas del Icfes es hoy más transparente para los padres de familia, por lo que, bien leída, debería ayudarlos a tomar mejores decisiones sobre la educación de sus hijos. Ante todo ahora, pues estas pruebas son más relevantes para el ingreso a la universidad y están empezando a medir de verdad la preparación que reciben en el colegio.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.