| 8/12/1999 12:00:00 AM

Apoyo a microempresas

Apoyo a microempresas
La vocación exportadora no es propiedad de las grandes compañías. Entidades como la Fundación Mario Santo Domingo se están encargando de involucrar a las pequeñas empresas en el proceso, mediante un programa que busca poner en contacto a los empresarios con los mercados internacionales.



La primera parte de este programa se llevó a cabo en marzo de este año, con una misión de 150 microempresarios que visitó los principales centros de capacitación de Europa. A principios de noviembre, otros 150 microempresas de la construcción y la madera irán a la feria internacional de la construcción en París. En mayo del 2000 será el turno para los confeccionistas, que viajarán a conocer las maquiladoras en Polonia. Un mes después se realizará una toma artesanal en París, con la participación de 200 artesanos colombianos.



El objetivo es tener una exposición continua a las tendencias y requerimientos mundiales, para que el pequeño productor empiece a incorporar los estándares internacionales en su trabajo. Algo similar se hizo en Japón, con excelentes resultados.



La Fundación Mario Santo Domingo es una de las entidades más eficientes en el apoyo a las microempresas. En este momento cuenta con 32.000 usuarios, de los cuales 20.000 están ubicados en el Atlántico. Teniendo en cuenta que cada microempresa genera unos 4 empleos, se podría decir que el efecto de su ayuda se extiende a unos 128.000 trabajadores.



Además, la Fundación creó una comercializadora para las microempresas del Caribe (Funcar), por medio de la cual ayuda a solucionar uno de los principales cuellos de botella de este tipo de productores. También tiene programas de vivienda y de educación.



El año pasado, la Fundación otorgó créditos por $30.000 millones, recursos aportados por líneas del Instituto de Fomento Industrial, el Banco Interamericano de Desarrollo y fondos propios, ya que las empresas del Grupo Empresarial Bavaria destinan el 2% de sus utilidades a esta entidad.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.