| 5/28/2010 12:00:00 AM

Análisis Bancolombia

Análisis Bancolombia

Los resultados obtenidos durante 2009 de producción y ventas en el sector de productos cerámicos presentaron unas pronunciadas caídas que se explican básicamente por la menor demanda interna y la contracción de las exportaciones. El débil comportamiento de la construcción particularmente en el tema de edificaciones, la crisis inmobiliaria de Estados Unidos y el cierre del mercado venezolano afectaron considerablemente al sector, evidenciando la sensibilidad del mismo ante escenarios de desaceleración.

 

A pesar de esto, las empresas del sector vienen realizando esfuerzos muy importantes en diversos frentes - controles rigurosos a los gastos operacionales, optimización del capital de trabajo y simplificación de procesos - Todo esto con el objetivo de contrarrestar los efectos negativos que venía experimentando la industria en general y lograr así, en un entorno de desaceleración económica, que el sector obtenga unas cifras financieras mucho más saludables.

 

En 2010 las compañías se enfrentan a un panorama diferente, el ciclo económico comienza a desplazarse a un punto mucho más estable y con ello viene un repunte significativo en la confianza de los consumidores y en general un mejor comportamiento de los diferentes sectores económicos, jalonados en buena medida por la dinámica del sector constructor. De igual manera se vislumbran síntomas de reactivación por parte de los países importadores que fueron golpeados por la crisis, y se exploran nuevos mercados, principalmente en Centroamérica donde hay grandes oportunidades para el sector, en materia de reconstrucciones e importantes proyectos de expansión.

 

Es evidente la necesidad continuar con la diversificación de mercados de tal manera que la demanda de sus productos no se vea tan afectada en tiempos de contracción del sector constructor en Colombia. Igualmente, en el mercado interno se debe asegurar un mayor crecimiento fundamentado en la creatividad de las compañías de presentar alternativas mucho más innovadoras que sus competidores. Estas nuevas ideas deben apuntar a productos sencillos y económicos que permitan disminuir el impacto que genera el tema del contrabando y la volatilidad de la tasa de cambio, en cuento se favorece la entrada de productos a precios muy competitivos.

 

En conclusión, las mejores perspectivas de los jalonadores del sector (Reactivación de la construcción – Confianza de los consumidores – Mayores exportaciones) y el esfuerzo de las compañías por mantener procesos eficientes y de alta competitividad en el mercado, avizoran unos resultados positivos para el sector de productos cerámicos.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.