| 10/12/2007 12:00:00 AM

Acciones contra la corrupción

El acuerdo entre los productores de tubos es un buen ejemplo de supervisión anticorrupción, que debería ser imitado por otros sectores.

Acciones contra la corrupción
La corrupción es el tercer factor que más dificulta la realización de negocios a las empresas colombianas, después de las tasas impositivas y la inestabilidad en las políticas, según el World Economic Forum y, de acuerdo con el informe de Corrupción Global, en Colombia la corrupción es alrededor del 1% del PIB, cerca de US$1.500 millones al año. A este costo hay que sumarle otro efecto, y es que aleja a un buen número de empresarios de la posibilidad de hacer negocios. Según la encuesta de probidad de Confecámaras, el 84,4% de los empresarios se abstiene de participar en proceso de contratación con el Estado porque considera que la competencia no es justa, que hay politización en el proceso de contratación y pagos no oficiales. Se calcula que el porcentaje promedio que se paga por la obtención de un contrato es de 11,74%.

Todo el mundo sabe que este flagelo existe, y con la ayuda de Transparencia por Colombia, hay algunas industrias que están tratando de controlarlo a través de acuerdos sectoriales. La iniciativa más adelantada es la del sector de tubos, que se inició en abril de 2005, y a través de la cual las nueve empresas más importantes de la industria, que controlan el 95% del mercado, acordaron un sistema de autorregulación para evitar que se presente corrupción en las licitaciones. El tema de mayor riesgo es el direccionamiento de pliegos de condiciones, por lo que las empresas buscan que no se presente. "Ellas saben que tienen una responsabilidad grandísima y han recortado esa franja entre el precio de referencia y el precio real de venta, con lo que le cierran margen al soborno", explica Margareth Flórez, directora de Transparencia por Colombia. En el último año las ventas del sector aumentaron 20%, en parte por este cierre de la brecha y se ha aminorado la corrupción en momentos en que se aproximan grandes licitaciones de acueductos, gracias a que se están mirando los unos a los otros.

Otros sectores que están intentando acuerdos similares son los laboratorios farmacéuticos y la industria de textos escolares, donde ha habido tropiezos. En farmacéutica hay un borrador de acuerdo en torno a la comercialización, sin embargo falta por concretar el liderazgo y la voluntad política para sacarlo adelante. En textos escolares, el proceso se estancó.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.