Visa para invertir

| 1/24/2003 12:00:00 AM

Visa para invertir

Para aquellos con un buen capital, invertir en finca raíz en Miami puede ser una alternativa atractiva. Sin embargo, hay que mirar la evolución de las tasas de interés.

Hay que desmitificar la inversión en Miami. Invertir en esta ciudad no significa tener una casa de recreo para las vacaciones. Por el contrario, la propiedad raíz en Miami hoy puede ser una alternativa de inversión interesante, ya que puede otorgar beneficios considerables con un riesgo moderado. Además, permite diversificar el riesgo país y si se le apuesta a la devaluación, la rentabilidad puede ser mucho mayor. El problema, sin embargo, es que para realizar esta inversión se requiere un capital importante. Así mismo, es probable que durante este año las tasas de interés suban por lo cual los costos de financiación pueden aumentar considerablemente.



Ahora bien, ¿como funciona la inversión? El constructor de un proyecto requiere vender al menos el 40% de su proyecto por anticipado para asegurar el financiamiento. Por esto, tiene que vender buena parte de los inmuebles sobre planos y a precios bastante atractivos. Ese es el momento apropiado para comprar, teniendo en cuenta la confiabilidad del constructor y la ubicación del apartamento. El precio empieza en US$200.000, de los cuales el 80% se financia y el resto representa la cuota inicial (alrededor de US$40.000). Una vez la construcción del proyecto ha culminado, el inversionista puede vender su propiedad a un precio superior al que la compró pues los precios del proyecto ya estarán más altos. Se calcula que esta valorización puede estar entre un 15% y un 30% del precio inicial y si a esto se le suma una devaluación del 7%, la rentabilidad podría oscilar entre 23% y 39% en pesos. La ventaja, además, es que en este caso la financiación se le transfiere a quien compra el inmueble construido.



Ahora bien, si el inversionista se queda con la propiedad durante un tiempo para luego venderla, tendrá que empezar a pagar las cuotas de financiación. Las tasas hipotecarias en Estados Unidos alcanzaron sus mínimos en 30 años durante el 2002, por lo que se pudo asegurar una financiación barata. Esta situación, sin embargo, puede cambiar para este año por lo que hay que estar consciente de que hay un riesgo inherente en la evolución de las tasas y este podría aumentar considerablemente los precios de la financiación.



Si la situación se mantiene y la valorización de la finca raíz continúa estable, mantener el inmueble no sería una mala idea. Miami es una zona con un buen potencial y un apartamente ubicado allí podría arrendarse a un precio entre el 0,8 y el 1,3%, lo que aseguraría parte del pago de la financiación.



Entre las inversiones en dólares, la finca raíz en Miami puede ser un buen negocio para quienes tengan un capital importante. En el país ya hay un buen número de compañías con experiencia que asesoran al inversionista durante todo este proceso. Vale la pena empezar a informarse.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.