José Fernando Isaza Presidente de la CCA La CCA incrementó en 35,1% sus ventas en el mercado interno en los primeros cuatro meses del año.

| 6/14/2002 12:00:00 AM

Vehículos A toda velocidad

El mercado nacional arrancó y los planes exportadores son ambiciosos.

Las movidas

En lo corrido del año, el sector automotor ha mostrado una importante recuperación. Después de pasar un poco más de 3 años con un nivel de ventas cercano a 60.000 unidades anuales, este año espera vender cerca de 80.000. La cifra podría ser mayor, si se mantiene el incremento de 36,5% en ventas de los primeros cuatro meses de este año en comparación con el 2001.



Este crecimiento no tiene una explicación única. Más bien se trata de una afortunada suma de elementos. Por un lado, variables económicas como las tasas de interés, la inflación y la devaluación difícilmente podrían ser más favorables para el sector. Las bajas tasas de interés estimulan el consumo en dos frentes: facilitan el acceso a crédito y desestimulan inversiones que ya no ofrecen las atractivas rentabilidades de años anteriores. Por la baja inflación, muchos compradores han mantenido o mejorado su poder adquisitivo. Un dólar debilitado le ha permitido a la industria sostener sus precios en un nivel atractivo.



Por otro lado, había una demanda represada que se está moviendo y, además, a quienes compraron carro durante el boom automotor de finales de los 90 les llegó la hora de reponer su vehículo. Entre 1993 y 1998 se vendieron en Colombia 460.000 vehículos y entre 1999 y 2001 se comercializaron 180.000, lo que quiere decir que hay un parque automotor de 280.000 con expectativa de reposición.



A favor

* La industria nacional está tomando iniciativas agresivas de exportación a nuevos mercados, en especial en Centroamérica.



* Una eventual devaluación puede afectar negativamente a los importadores, por lo que la industria nacional podrá aprovechar la coyuntura para recuperar la participación cedida a extranjeros en años recientes.



En contra

* Los mercados naturales de exportación (Venezuela y Ecuador) no atraviesan un buen momento, por lo cual las expectativas de ventas durante el 2002 en esas plazas es menor que la del 2001.



Los hechos

La recuperación del sector se ha evidenciado por un importante crecimiento en ventas, que se refleja en un mejor desempeño de los márgenes bruto, operacional y neto. La disminución de las rotaciones de cartera, cuentas por pagar e inventarios muestra una mayor eficiencia en la gestión administrativa. La reducción del endeudamiento financiero se refleja en mejores indicadores de cobertura de las obligaciones.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.