| 12/17/1999 12:00:00 AM

UNA IDEA: CONSTRUIR

La introducción del sistema UPAC: en l972 implicó un cambio de fondo y de largo plazo, no solo para la construcción de vivienda, sino para el sistema financiero y la economía en general. Cambió los hábitos (te ahorro de las personas y la percepción de su propia riqueza. Entregó al sistema financiero un mecanismo poderoso para la captación de recursos del público, lo que permitió aumentar la penetración del sistema. Suministró a la economía un sector que generaba una amplia demanda por fuerza de trabajo no calificada, lo que significó que la sociedad colombiana pudiera postergar la solución de su problema educativo. Y actuó como estabilizador de los ciclos. Una sola solución resolvía toda clase de problemas.

El UPAC transformó el mercado de la construcción. El PIB de la construcción prácticamente se había duplicado en términos reales diez años después de la introducción del sistema. La proporción de hogares propietarios pasó del 48% en la década del 70 al 64% en l985. La demanda en los estratos medios y altos de la población quedó en gran medida satisfecha. Hoy, el déficit habitacional colombiano se concentra en estratos bajos.

El UPAC creó un nuevo paradigma para la clase media, respecto a la definición de ahorro y riqueza. Con el UPAC, la clase media no solo aprendió a pensar en la inflación, sino que también creyó que comprar vivienda era la mejor manera de proteger el valor real de su patrimonio. El valor real del UPAC se deterioró en forma casi constante desde l972 hasta mediados de l998, de modo que una deuda en UPAC valía, correo regla general, menos que los activos adquiridos con ella. Era un método lento, pero seguro, para cuidar la riqueza personal. Cuando la gente compraba vivienda no sentía que estaba haciendo una inversión: sentía que compraba un seguro.

Una de las consecuencias más profundas de la actual crisis del UPAC es la destrucción de este paradigma. De ahora en adelante, ya a ser mucho más difícil captar el ahorro de las clases medias, en comparación con las últimas tres décadas. El ahorrador se ha vuelto más exigente, más educado sobre sus alternativas, menos confiado. Granárselo de nuevo es el mayor reto de largo plazo que enfrenta el sector financiero colombiano.

Pedro Gómez Barrero

Es el mejor ejemplo de la clase de empresarios constructores que se desarrolló en Colombia, a partir de l973. Con el nuevo sistema surgieron firmas como Pedro Gómez, Ospina y Mazuera, que desataron una actividad de construcción sin precedentes. Pedro Gómez fue pionero en el desarrollo de conjuntos cerrados de vivienda. Su obra más memorable es Unicentro en Bogotá, el primer centro comercial que se levanto en Colombia. Aunque parecía una locura construir un centro comercial más allá de la calle l00, Unicentro fue inaugurado en abril de l976 y con el tiempo se convirtió en un polo de desarrollo para Bogotá.

l972

Al finalizar este año, los almacenes Ley tienen 50 sucursales y yentas por $l.500 millones.

l972

Entre l972 y l975 se da la irrupción de la mafia de la cocaína en Antioquia, que luego se traslada hacia otras regiones del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?