| 12/17/1999 12:00:00 AM

Una década de reformas

La década de los 90 se inició con un entusiasmo desbordado y numerosas expectativas frente a un plan de desarrollo que buscaba "abrir" el país al exterior e introducirlo en el va avanzado proceso de globalización en el que estaban otros países vecinos. Desde los 70, era evidente que Colombia debía cambiar su modelo de desarrollo caracterizado por la protección del Estado, la baja inversión v una marcada disminución de la productividad. Con el Plan de Desarrollo del gobierno de César Gaviria, se diseñaron reformas que fueron fundamentales y que le cambiaron la cara al país.

El proceso de apertura económica fue la reforma bandera cíe la década, pues logró reunir las principales acciones que le dieron rumbo a los 90. Así, se disminuyeron las tarifas y los niveles arancelarios, se eliminaron las restricciones cuantitativas para las importaciones, se redujeron los trámites para el comercio exterior. También se efectuaron nuevas reformas institucionales, como la creación del Ministerio de Comercio Exterior en 1991, la apertura a la inversión extranjera, un nuevo modelo de banco central con la creación de la junta independiente, reformas financiera, cambiaria y de seguridad social. Todo ello acompañado de un plan para reconstruir la infraestructura de carreteras, puertos y una reforma al sistema de transporte férreo poco afortunada.

Pero el entusiasmo decayó profundamente después de 1996. El país cierra la década con la más grave crisis económica en 70 años y enfrenta una de las mayores tensiones tanto en lo social como en lo empresarial. No hay, duda de que las reformas en la década de los 90 fueron decisivas para el avance del país, pero tampoco hay duda de que son insuficientes. Se requiere mayor competencia, muchas más libertades, menos corrupción y aun menos protección del Estado. Resulta paradójico pensar que lo que para muchos fue una década de discurso antiestatista y neoliberal llevado al máximo, esté finalizando con una explosión desorbitada del Estado (pasó del 27,6% del PIB en 1994 al en 1998), lo cual le resta impulso al desarrollo económico del país. Fue un divorcio entre el discursos, la realidad.

Reforma financiera

La ley 45 de 1990 da paso al esquema de banca universal regulada que abrió las puertas a la inversión extranjera y acabó con muchas de las barreras existentes. Esta ley modifica y facilita la multibanca. La ley 35 de 1993 delimita los mecanismos de intervención del Estado, buscando preservar la competencia. Fortalece la Superintendencia Bancaria y el sector asegurador y reglamenta la privatización de bancos estatales. Aunque el tamaño del sector financiero es reducido, este ha aumentado su participación con respecto al PIB. Del 7,0% en los 70 pasó al 9,0% en 1996.

Esta década fue definitiva en materia de reformas,

pero el país terminará el siglo sin haber completado su transición.

Reforma laboral

La ley 50 del 90 se creo para lograr la flexibilización laboral y corregir los problemas que disminuían la competitividad de las empresas, con altos costos laborales, poca flexibilidad en contratación e inestabilidad laboral, Así, surgen transformaciones decisivas corno la eliminación de la retroactividad de las cesantías y la creación de fondos privados para su administración. Se definen conceptos saláriales y formas de contratación, reglamentan los mecanismos de huelga y se amplían los beneficios en términos de derecha colectivo. Pero la ley se quedó corea, las rigideces laborales pero: Colombia tiene uno de los entornos laborales menos propicios para la generación de empleo.

Reforma cambiaria

La Ley 9 de 1991 les permite a los colombianos tener activos en m veda extranjera en el exterior. Además de la posibilidad de un mercado cambiarlo regulado, abre las puertas a un mercado libre q... acaba con el monopolio del Banco de la República y descentraliza el mercado de divisas.

En septiembre de 1999. se eliminó la banda cambiaria dentro de la cual se regulaba el precio del dólar, El mercado todavía

está adaptando a un nuevo modelo de libre flotación de la divisa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?