| 10/12/2004 12:00:00 AM

Turismo<br>¡Hacia una nueva experiencia!

Las oportunidades en la industria del turismo son para quienes entiendan la importancia de especializarse y diseñar productos que satisfagan a un turista ansioso de involucrarse en sus viajes.

La tendencia es evidente. Cada vez toma más fuerza el concepto de "nuevo turismo", en el cual el significado del descanso cambia radicalmente. En el turismo tradicional, descansar implica realizar el mínimo esfuerzo, para lo cual las grandes cadenas turísticas crearon productos en masa. Sin embargo, la gente en el mundo prefiere aprovechar sus vacaciones para experimentar cosas nuevas y aprender. Este es el gran cambio, el turista ya no es una persona pasiva sino activa. Así lo muestran los distintos estudios de la Organización Mundial del Turismo, OMT, y en general, es evidente cómo la mayoría de los países le está apostando a crear espacios para atender a este nuevo turista en búsqueda de experiencias.

En el futuro se espera un fuerte aumento en el flujo del turismo mundial. Entre 1950 y 2000, cuando el turismo tradicional llegó a ser accesible al público en general, la actividad turística creció a una tasa promedio de 7,2% anual, al pasar de 25 millones de personas a más de 650 millones, según la OMT. Esta tendencia no tiene reversa y se espera que en 2020 haya 1.800 millones de turistas. Sin embargo, la demanda será cada vez más selectiva y premiará aquellos destinos que se hayan especializado y tengan las mejores infraestructuras. Los ganadores en este negocio serán quienes logren atraer gente cada vez más rica en ingresos pero pobre en tiempo disponible, gente que valorará cada vez más su ocio. Es decir, como lo ha demostrado la experiencia reciente en países como Costa Rica, Australia y Cuba, en donde el turismo ha tenido un poder transformador gigantesco en su desarrollo y generación de empleo, la estrategia ganadora ha sido crear marca país y diferenciarse en productos especializados. "Todo el mundo reconoce a Costa Rica como el destino ecoturístico y de aventura por excelencia, aunque no tiene ni la tercera parte de la diversidad de nuestro país", explica Jaime Alberto Cabal, presidente de Cotelco.

Las alternativas en esta nueva ola del turismo son muy variadas. Aunque hay diferencias respecto a su clasificación se identifican las siguientes corrientes: Ecoturismo -turismo verde, paseos, senderismo, reservas y parque naturales-, turismo cultural -monumentos históricos, museos, folclor, artesanías, festivales y temas religiosos-, parques temáticos -históricos, naturales o de diversión-, turismo de deportes -náutico, caza, pesca, invierno y golf-, turismo de lujo -cruceros y resorts- y turismo de aventura -escalada, rafting, parapente y balsa-.

Por otra parte, el desafío para los museos es enorme, pues tienen que dejar de ser tan estáticos e involucrar fuertes dosis de interactividad. El turismo de sol y playa que se asocia al turismo tradicional también está cambiando, las grandes cadenas hoteleras están incorporando elementos de turismo de experiencia en sus instalaciones.

Además de los desafíos del llamado turismo de experiencia, las megatendencias demográficas, tecnológicas, en transporte y vida saludable (ver introducción) serán fuente de oportunidades. Ya hay regiones en el mundo que se están especializando en atender exclusivamente a la gente mayor, lo cual implica un replanteamiento total en los modelos de negocio y la forma de ofrecer los servicios, comida, alojamiento y transporte, entre otros. La tecnología será la mejor herramienta para capturar al turista global en búsqueda de productos especializados y revolucionará la forma de mercadear los destinos. La biodiversidad también será fundamental para poder competir. Toda la industria está implementando las mejores prácticas de respeto con el ambiente y en el futuro las certificaciones en este concepto serán apenas un requisito para competir.



Un mundo de oportunidades

Colombia viene realizando esfuerzos para acoplarse a estas tendencias mundiales. El ecoturismo, por ejemplo, se ha extendido por todo el territorio nacional con una buena relación precio-beneficio. En este tema, el país es competitivo (ver Dinero No. 201). Como explica Javier Gómez, presidente de la Federación Colombiana de Ecoparques, Ecoturismo y Turismo de Aventura, Fedec, las mejoras en seguridad han sido el principal empuje de estas actividades, que ya están atrayendo a un grupo de extranjeros al país.

Sin embargo, el turismo nacional es tremendamente limitado para su potencial. Según la OMT, el sector turístico de América Latina crecerá a una tasa del 4,9% hasta 2020. México es el país más apetecido y en 2003 recibió 19 millones de turistas, Brasil quedó en segundo lugar con 4,9 millones, seguido por Puerto Rico (3,3 millones). A Colombia, por su parte, apenas llegaron 620.000 turistas, lo que representa 0,09% del total mundial. En este escenario, los ingresos por turismo en el país son de US$1.138 millones, el 0,022% de los ingresos mundiales.

Los problemas de seguridad y las restricciones de algunos países para sus turistas hacia el país son los responsables de estas cifras. Sin embargo, Colombia tiene mucho camino por recorrer en emprendimiento turístico, diseño de productos y coordinación del gobierno y el sector privado, que le podrían dar la vuelta al panorama actual. Está demostrado que el turismo nacional no es suficiente para generar el desarrollo que requiere la industria. "Para crecer hay que mirar hacia afuera e internacionalizarse", asegura Cabal.

Ejemplos de emprendimiento en las nuevas tendencias del turismo mundial abundan en todos los campos. Hay hoteles especializados, como observatorios de aves o anfibios, donde el país tiene grandes fortalezas, pero no están desarrollados. La idea no es atraer al turista a un lugar porque sí. La idea es ir a San Andrés o Cartagena, que son sitios turísticos por excelencia, pero que se diferencian por algún atributo especial. La experiencia de Bogotá que se viene perfilando como un fuerte destino turístico muestra la importancia de complementar el turismo con diversas actividades.

En este campo están las grandes oportunidades hacia el futuro para emprendedores pequeños o grandes cadenas turísticas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?