| 12/9/2008 12:00:00 AM

Telefónica Telecom S.A.

La transparencia, clave para construir una visión de largo plazo.

En cinco años, la compañía pasó de ser una empresa estatal quebrada a una cero kilómetros que finalmente se convirtió en parte de una multinacional española. Fuera de eso, Telefónica Telecom está en el negocio de la telefonía fija, cuyo crecimiento se ve amenazado por el desarrollo de la móvil. Por eso, el reto era grande: conseguir que los empleados vieran que existe una visión de largo plazo para la empresa y para ellos.

Esto se logró gracias a la transparencia, uno de los pilares centrales de la política de gestión humana de la compañía. "No se esconde nada a la organización", afirma Julián Medina, presidente de Telefónica Telecom.

Medina tiene reuniones bimensuales con 3.000 personas (entre empleados directos e indirectos) en 27 ciudades del país, en las que cuenta cómo va la empresa y se hacen los reconocimientos a que haya lugar. También tiene reuniones mensuales de directores y gerentes y almuerzo todos los lunes con 15 personas escogidas al azar.

Los jefes son responsables de los resultados de su equipo, pero además de mantener un buen clima laboral. "Es tan importante lograr metas en clima, como en el balance", explica Juan Carlos Alvarez, vicepresidente de recursos humanos. Gracias a estos esfuerzos, Telefónica Telecom hoy es el primer operador fijo del grupo que está dentro de las mejores empresas para trabajar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?