| 12/16/2005 12:00:00 AM

Telefónica Móviles

Pese al cambio de dueños, este año logró mantenerse como uno de los mejores lugares para trabajar, gracias a su capacidad para atraer y retener talentos con 'actitud'.

El éxito de Telefónica Móviles en el mundo ha sido atribuido en parte a la capacidad que tiene esta organización para crear un ambiente laboral, en el cual el talento puede y quiere dar sus mejores resultados. Y de los más de 200.000 empleados que tiene la multinacional, los de su nómina colombiana no podían ser la excepción.

"La compañía se preocupa por que desempeñemos una buena labor y por todo lo que nos pueda ofrecer para que así sea, es decir, una justa remuneración, esparcimiento, reconocimiento, capacitación y desarrollo", explica uno de sus empleados en el país. "Tenemos facilidad para poder estudiar, premios y reconocimientos en actividades como 'Los que saben ganan', donde el conocimiento es premiado con un viaje", asegura otro al Instituto Great Place to Work Colombia. "La empresa busca que su gente se sienta a gusto, ame su trabajo y se comprometa. Por ejemplo, al concierto de lanzamiento con Carlos Vives fuimos invitados todos los empleados", agrega otro trabajador.

La empresa tuvo una actitud muy respetuosa hacia la organización que compró a BellSouth (noviembre de 2004) y aunque hizo algunos cambios, logró potenciar lo mejor del talento anterior, que era la mayoría. Eso generó confianza dentro de la compañía y abrió el camino para el cambio cultural laboral, que en muy poco tiempo logró asegurarle un equipo de empleados comprometido y motivado.

"Hay oportunidad dentro de la organización para crecer. Reforzamos cosas en las cuales éramos débiles antes, como desarrollo y capacitación. Ahora mucha más gente ha podido viajar y conocer otras operaciones de la empresa en el mundo", afirma Juan Antonio Pizarro, vicepresidente de recursos humanos de la multinacional en el país.

Los criterios de selección en la compañía son claros y apuntan a encontrar personas que más allá de tener las competencias requeridas, tengan la actitud adecuada frente al trabajo. "Lo que hacen nuestros empleados se ve y se reconoce. Es impensable prestar un buen servicio, si las personas están desmotivadas y no saben qué esperamos de ellas y cuál es nuestro norte estratégico", concluye Sergio Regueros, presidente de Telefónica Móviles Colombia.

Desarrollo: Las vacantes son cubiertas inicialmente con personas de la organización. Hoy 3 de los 7 vicepresidentes vienen de la cantera interna y este año, van 149 ascensos. Hay gran movilidad nacional e internacional y oportunidades de capacitación.

Equilibrio vida personal/laboral: Es prioridad en la compañía mejorar este aspecto, pues el ritmo de trabajo ha aumentado en esta etapa inicial. Sus programas internos 'Gracias' y 'Reconóceme', entre otros, responden con incentivos, premios y compensaciones a la coyuntura.

Imparcialidad en procesos: Para cubrir las vacantes tienen prioridad sus empleados, quienes se pueden postular y al final conocen los resultados y sus causas. Hay una 'línea ética' para denunciar anónimamente anomalías o aspectos por mejorar. Cumple lo prometido.

Reconocimiento: Los nuevos empleados del país son traídos cada mes a Bogotá y el propio presidente de la empresa arranca su programa de inducción. Políticas claras y públicas de remuneración. Bonificaciones por desempeño.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?