| 5/27/2009 12:00:00 AM

Telecomunicaciones

Las grandes empresas del sector les apuestan a los negocios de banda ancha y a los servicios de valor agregado para seguir creciendo.

En la actual coyuntura económica, las condiciones parecen adecuadas para que el sector de telecomunicaciones sea de los últimos en registrar un descenso pronunciado en sus ingresos y uno de los primeros en recuperarse.

Básicamente, todas las organizaciones realizan procesos de renovación de infraestructura como parte de sus estrategias para ampliar sus portafolios, ofrecer nuevos servicios de datos y contenidos y ampliar las coberturas de voz y banda ancha. Esta competencia contribuye a reducir precios y posicionar servicios entre los usuarios, que comienzan a percibirlos como parte fundamental de su cotidianidad.

"Estudios muestran que las comunicaciones están en los últimos rubros que las personas piensan en cortar, pues son fuentes de trabajo, conocimiento, entretenimiento y educación", dice Alfonso Gómez, presidente de Telefónica Colombia.

De hecho, el año pasado, el sector mostró un comportamiento dinámico con ingresos superiores a $18 billones y un crecimiento de 9,9%. Si bien el resultado es inferior al obtenido en 2007, cuando creció 14,8%, sobrepasó el promedio de la economía que apenas llegó a 2,5%. Según previsiones de Anif, en 2009 las telecomunicaciones crecerán 3%, mientras el PIB decrecerá 0,5%.

Quizás la telefonía fija fue el servicio que mostró el menor crecimiento en capacidad instalada, con solo 0,6% en 2008. Así, el país cuenta con 8'035.040 de líneas telefónicas activas y una penetración de 18,2%. Según la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones (CRT), Telefónica tuvo el 29,8% de las líneas activas, seguida por ETB (25,2%), UNE EPM (16,4%), Emcali (6,5%) y Telmex (4,4%).

Esto ha contribuido a que las empresas se concentren en negocios de banda ancha y televisión por suscripción, para aprovechar la capacidad instalada y elevar sus ingresos. "Las lecciones aprendidas se centraron alrededor del desarrollo de la capacidad para competir, en consolidar la participación en larga distancia y en tener el mayor crecimiento en datos", comenta Fernando Panesso Serna, presidente de ETB.

"Estamos en un periodo económico que afecta la capacidad de compra de nuestros mercados. Por eso nuestro énfasis es permitir al usuario de TV, internet y telefonía obtener entretenimiento en su hogar al mejor costo y con la mayor calidad", dijo Horacio Vélez de Bedout, presidente de UNE EPM Telecomunicaciones.

Por lo pronto, el número de suscriptores de accesos dedicados a internet llegó a 1'902.844, con un crecimiento de 57,6%. Según Fernando Fernández, presidente de Colvatel, este año seguirá masificándose la banda ancha, incluso en sectores rurales, gracias al impulso de servicios en línea como las redes sociales.

La larga distancia también se revitalizó con nuevos jugadores y estrategias comerciales, como planes ilimitados para llamadas nacionales. El tráfico de minutos de larga distancia nacional creció 33% y el internacional lo hizo 12%, durante 2008.

En cuanto a la telefonía celular, con más de 41 millones de líneas activas y una penetración del 93%, los operadores están 'reinventando' su negocio gracias a una renovada infraestructura de tercera generación (3G). El nuevo objetivo es elevar los ingresos de cada usuario, antes que conquistar nuevos suscriptores.

En cuanto a participación total del mercado, Comcel conserva su liderazgo con 66,2%, seguido en su orden por Movistar (24,1%) y Tigo (9,7%).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?