| 5/25/2007 12:00:00 AM

Telecomunicaciones

El año pasado y el inicio de 2007 trajeron intensos cambios y movimientos en el sector de telecomunicaciones.

A través de compras, fusiones y alianzas, el sector de telecomunicaciones ha buscado la estructuración de una oferta que refleje la convergencia tecnológica imperante en el mundo. Los líderes del empaquetamiento o la convergencia tecnológica propiamente dicha en Colombia son Telefónica Telecom y Telmex, que han hecho grandes inversiones -sumadas rondan los US$1.000 millones- en adquirir compañías para sostener sus estrategias.
 
La española se ha concentrado en empaquetamiento de televisión digital más internet xDsl y telefonía fija tradicional; la mexicana ha centrado su juego en hacer masa crítica de suscriptores de televisión por cable, y quiere replicar el modelo de Tv Cable, ofreciendo convergencia por fibra y llevando a los hogares telefonía IP, internet y televisión por cable.

Regionalmente EPM y ETB no cejan en su esfuerzo por imponer su experiencia sobre el terreno, además de capitalizar la identidad que sienten sus usuarios. La paisa EPM asumió el control de Orbitel y creó la marca Une para impulsar su empaquetamiento de telefonía fija, televisión IP y por cable, además de su servicio de internet. Su fortaleza se ha fincado en Antioquia, el eje cafetero y norte del Valle del Cauca.
 
La rola ETB optó por explotar su capacidad instalada en cobre y su presencia en líneas telefónicas de más de dos millones y ha logrado puntear en el crecimiento de banda ancha xDsl en el país. Aunque insiste en que su estrategia de Tv paga será IP, su alianza con DirectTv ha dado frutos y parece muy sólida. Todos están a la espera de lo que pase con el modelo de TV digital en el país, que será determinante en el negocio de empaquetamiento y convergencia.

En el campo de la telefonía móvil la lucha sigue candente. Si bien la punta de abonados parece reservada para Comcel, Movistar ha repuntado y ha sido la gestora de una agresiva campaña de tarifas, incluso adelantándose en su amplitud de portafolio a Tigo, la marca de Millicom, la multinacional que compró a Colombia Móvil y la está enderezando.
 
La baja del costo de equipos continúa, pero sin duda la oferta de planes más baratos ha sido la novedad para cerrar 2006 y empezar 2007. Colombia es uno de los mercados más rezagados en las ofertas de precio para datos por la red móvil, y la oferta de servicios y contenidos a través de los móviles está lista para empezar a redituar.

Por su parte, los contact centers se han fortalecido como negocio. Son uno de los mayores generadores de empleo en Colombia, y su facturación el año pasado llegó a $511.160 millones, unos $167.000 millones más que en 2005.
 
Hay expectativa por la aprobación definitiva de la Ley de protección de datos "Habeas Data", la cual abre las puertas a esta industria colombiana a importantes mercados internacionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?