| 6/8/2006 12:00:00 AM

Tecnología

Oracle, al igual que sus competidoras SAP e IBM, se concentra en conquistar el mercado de las medianas y pequeñas empresas, donde las desarrolladoras colombianas tenían su feudo.

Este sector es dominado por las multinacionales. Pero cada vez hay más desarrolladoras colombianas. Aunque hay condiciones para que el sector nacional cuente, en este negocio las iniciativas estatales son decisivas. La forma de medir el sector debe evolucionar.

Si bien marcas como HP, IBM, Dell, Oracle, SAP, Unisys o Sun encabezan el sector de tecnologías de la información (TI) por volumen de ventas y utilidades, sorprende que algunas de las más grandes presenten ebitdas negativos.

Para empezar, IDC habla de crecimientos entre el 13% y el 15% en Colombia durante el período. Estuvo impulsado por la caída del dólar, que motivó a muchas empresas a renovar equipos y a actualizar su infraestructura de TI.

Las ventas también se movieron por el interés que despiertan tecnologías nuevas y mucho más productivas que sus predecesoras. La arquitectura SOA, el grid computing, la computación por demanda, la centralización de procesos de TI, la posibilidad de compartir programas a bajo o sin costo por internet y el consecuente ahorro en licenciamiento son algunas de ellas. De otro lado, la convergencia alrededor del protocolo IP entre TI y telecomunicaciones y sus correspondientes jugadores, que permite hacer telefonía en la red (VoIP), facilita la movilidad de las fuerzas de venta y la comunicación. Para destacar en 2005, las movidas mundiales de Oracle e IBM. La primera compró a PeopleSoft y la segunda vendió su división de consumo a la china Lenovo. Esto demarca la estrategia de concentrarse en ciertos negocios que acentúan su competencia con SAP y Microsoft.

Concretamente, es difícil contar con cifras sobre la evolución del sector en Colombia que se divide en empresas desarrolladoras de software, distribuidoras y comercializadoras de productos informáticos, proveedoras de acceso y servicios de internet y aplicaciones, y vendedoras de hardware. Pero según información de la agremiación BSA, de IDC, Fedesoft, DIAN y Proexport, se puede establecer que el sector que representa entre el 13% y el 15% del PIB del país, con pagos al fisco por US$158 millones. El sector TI colombiano como porcentaje del PIB, es el segundo más grande de Latinoamérica, y se compone de unas 3.000 empresas con más de 32.000 empleados. En Latinoamérica generó ingresos por US$25.000 millones para 48.000 negocios y 600.000 empleos. El país es el tercer mercado en crecimiento después de Brasil y México.

Según la información registrada por los organismos de control, gremios y analistas, tanto la demanda como la oferta de las empresas de tecnología se ha concentrado hasta ahora en vender equipos y ciertos servicios que se derivan de su instalación o integración. Según los datos de Dinero, el sector TI vendió US$1.087,67 millones en 2005, de los cuales US$345 millones, según IDC, es decir, solo el 31,71%, corresponden a ventas de software. Al parecer estos números no reflejan el valor total del sector y no explican ebitdas negativos, a pesar de las excelentes ventas. Se puede especular una respuesta, difícil de medir por las metodologías tradicionales: el conocimiento. Incluso, se plantea la posibilidad de cambiar la forma de medir sectores intensivos en investigación y desarrollo, pues a veces se estima como gasto lo que puede ser inversión.

En conclusión, en 2005 las ventas fueron estupendas y lo mejor es la convergencia de tecnologías y comunicaciones, y la consolidación de la economía del conocimiento. Es urgente el trabajo mancomunado con el Estado para lograr los avances de Uruguay y Costa Rica, y la realidad de India o Irlanda. Aprender a medir y a jugar en bloque en la economía del conocimiento se reflejará en una mayor participación de la producción nacional en la que ya se destacan jugadores como PSL de Medellín, Open Systems de Cali y Vision Software con reconocimientos internacionales.

El potencial del recurso humano colombiano es alto: según el World Competitiveness Yearbook 2005, Colombia ocupa la segunda posición de Suramérica en disponibilidad de trabajo altamente calificado y, en cuanto a habilidades técnicas, tiene la mayor calidad en la educación de matemáticas y ciencias en la región.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?