| 3/1/1997 12:00:00 AM

Superior

La familia Robayo tiene dos negocios muy distintos. Por un lado está el de comidas rápidas, con Kokoriko a la cabeza y una fuerte integración vertical. Por el otro, está el negocio financiero, liderado por el Banco Superior. En comidas rápidas, donde ha sido uno de los principales jugadores, está replanteando el negocio. El ingreso de multinacionales como McDonald's, Kentucky Fried Chicken y Subway introdujo una competencia de cuidado y dio la señal de alerta para iniciar una reestructuración tendiente a mejorar la eficiencia en costos y servicios. Sin embargo, la decisión más importante es la de abrir el negocio a nuevos socios y líneas de producto. Actualmente está en contacto con cadenas de comida rápida de Estados Unidos y no descarta la ampliación de su línea de producto. Mientras define el tema del socio extranjero, ha frenado el otorgamiento de franquicias, que se había disparado en los últimos dos años. En el campo financiero decidió concentrarse en los negocios propios y abrirse a nuevos socios sólo en seguros. Por esta razón, puso en venta su participación en la CAV Granahorrar, que asciende al 26% de las acciones totales. La principal empresa financiera es el Banco Superior donde tiene proyectado un agresivo programa comercial para asegurar el crecimiento en cuentas corrientes y tarjetas de crédito. El banco continuará especializado en las cuentas personales; empezará a emitir tarjetas de crédito Visa y actualizará tecnológicamente la Diners. Con respecto a Seguros Atlas, está adelantando conversaciones con firmas de Estados Unidos interesadas en invertir en Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?