| 5/28/2010 12:00:00 AM

Software

La concentración que tienen las empresas colombianas de software en el mercado local se constituye en la mayor razón para que no despegue la intención estatal de consolidar las exportaciones del sector.

A pesar de que las ventas de licencias y servicios de software llegaron a US$725 millones el año pasado, lo que equivale a un crecimiento de 7,4%, solamente US$35 millones correspondieron a exportaciones.

Según un informe del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el foco excesivo de las empresas por generar productos dirigidos a usuarios locales está dando origen a un rezago competitivo frente a otros países de la región, al tiempo que ha dificultado la adopción de estándares, la implementación de prácticas comerciales internacionales, el entendimiento de brechas culturales y el desarrollo de actividades para cerrarlas.

En términos generales, la industria de software supo afrontar los efectos de la crisis económica. Incluso creció en todos los aspectos a pesar de que muchas organizaciones frenaron sus planes de renovación tecnológica, mientras otros integraron tendencias que les permitieran tener un flujo de caja adecuado, como la computación en la nube y la virtualización.

"El factor más importante para que ese crecimiento se siga presentando es que las compañías en nuestro país son cada vez más conscientes de que requieren modernizar sus procesos y tener información en línea que facilite sus procesos de toma de decisiones. Es innegable que las compañías que operan con soluciones de software de clase mundial son más exitosas", dice Germán Borrero, gerente general de MQA Business Consultant.

Las modalidades de software como servicio, en las que las empresas y usuarios pagan un arriendo por su utilización, se presentaron como una buena alternativa para que las compañías accedieran a nuevas herramientas sin realizar cambios profundos en sus equipos y para que los productores enfrentaran a la piratería, que se encuentra en un índice de 55%, el más bajo de América Latina.

"Los clientes pueden elegir cómo quieren manejar sus entornos tecnológicos y para eso estamos consolidando las opciones de computación en la nube, para que los clientes puedan configurar sus ambientes de la manera en que sean más competitivos. Mezclando según sus necesidades las distintas opciones. Esta transformación también abre la posibilidad a la pequeña empresa para que pueda utilizar nuestra tecnología mediante cómodos pagos mensuales compatibles con sus finanzas y flujos de caja", comenta Jorge Silva, gerente general de Microsoft Colombia.

En 2009, los ingresos de estos servicios de computación en la nube crecieron 9,4%, al pasar de US$452 millones en 2008 a US$485 millones. A su vez, las licencias tradicionales de software generaron cerca de US$240 millones, que equivale a un crecimiento de 5,5%.

La cantidad de empresas colombianas dedicadas a la elaboración de software se mantuvo estable con respecto a 2008, con 700 empresas reconocidas legalmente. Lo mismo sucedió con el número de empleos directos que generó el sector, que se 'estancó' en 16.000 puestos con respecto a 2008, mientras que los indirectos crecieron muy poco, al pasar de 18.000 a 18.100 aproximadamente, según Fedesoft.

En su conjunto, la industria tecnológica del país registró ventas totales por US$2.468 millones, lo que significa un crecimiento de 5,5% con respecto a 2008, cuando fueron de US$2.340 millones.

"El crecimiento del mercado de computadores en grandes tiendas en Colombia nunca se detuvo, a pesar de las grandes fluctuaciones de la tasa de cambio y otros factores macroeconómicos.  Por esto se destaca Colombia en los países latinoamericanos.  Segmentos como computadores portátiles y otros dispositivos de acceso a internet, como los netbooks, crecieron a tasas por encima del 20% anual", comenta David González, gerente general de Intel para el Cono Norte. 

Por lo pronto, entre los retos que afrontará el sector este año para regresar a sus niveles de crecimiento de años anteriores comienzan desde la misma legislación que, según el Ministerio de Comercio, responde a temas coyunturales, como proteger la propiedad intelectual del software o regular el comercio electrónico. Sin embargo, no fija un horizonte claro para su desarrollo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?