¿Sirven los fondos?

| 9/6/2002 12:00:00 AM

¿Sirven los fondos?

Esta es una pregunta frecuente entre los ahorradores en fondos. Al recibir sus extractos, muchos se dieron cuenta de que en los últimos dos meses perdieron plata. Ganar y perder es normal en las inversiones, el problema está en que muchos ahorradores no habían entendido las condiciones del instrumento de inversión que escogieron. Los fondos siguen teniendo las ventajas de siempre, en cuanto a que tienen liquidez a la vista y permiten diversificar la inversión en un amplio número de alternativas.



Lo que ocurre es que en esta coyuntura se han hecho evidentes algunas de sus desventajas. Un fondo tiene que valorar sus inversiones al precio de mercado cada día, de modo que la volatilidad en las cotizaciones de su portafolio tiene un impacto inmediato sobre la posición del inversionista. Si el precio de mercado cae, hay que registrar la pérdida. Así, la volatilidad afecta más a este inversionista que a alguien que compra, por ejemplo, un CDT en un banco. Este último normalmente tiene su CDT hasta el vencimiento y, si las tasas fluctúan por el camino, apenas enfrenta un costo de oportunidad, del cual rara vez está consciente. El inversionista en el fondo, por el contrario, pierde plata en efectivo cada vez que cae el precio de los papeles en los cuales el administrador ha invertido.



Es muy importante, entonces, verificar la flexibilidad que el administrador da al inversionista para trasladar los recursos ágilmente. De esta manera, cuando el mercado para una alternativa de inversión se torna muy volátil, el usuario puede cambiarse a otra.



¿Qué tipos de fondos hay?



El inversionista puede elegir entre los fondos de valores e inversión y los fondos voluntarios de pensiones. Dentro de los fondos de valores e inversión, que son administrados por los corredores de bolsa y fiduciarias, respectivamente, hay una serie de opciones de inversión en papeles a corto, mediano y largo plazo. Dependiendo del perfil de riesgo del inversionista, este puede elegir entre opciones más agresivas, como los fondos de acciones, o conservadoras, como los fondos que invierten en papeles de renta fija. Así mismo, hay posibilidades de invertir en mercados locales e internacionales. Existen, además, fondos a la vista con una rentabilidad de hasta 7%.



Los fondos voluntarios de pensiones, manejados por las administradoras de fondos de pensiones (AFP), son una buena alternativa para quienes piensan en inversiones a largo plazo. Son particularmente interesantes para asalariados, pues al invertir en ellos no solo logran reducir la retención en la fuente, sino también el monto de los impuestos a pagar. Claro está que, para que sean verdaderamente rentables, es indispensable conocer muy de cerca cómo operan, así como los costos y comisiones implícitos.



Para obtener los beneficios tributarios que otorga la ley por invertir en este tipo de fondos, hay que mantener la inversión como mínimo durante cinco años. Si el dinero se retira antes de esta fecha, el fondo está en la obligación de retenerle al ahorrador la porción correspondiente al mayor impuesto que hubiera tenido que pagar. Es fácil saber cuánto es este valor, pues siempre aparece en los extractos como cuenta contingente. Pero esto no es lo único que hay que tener claro. Dependiendo de cuál sea el administrador del fondo, este puede cobrarle al ahorrador un porcentaje que oscila entre el 2 y el 5% como sanción por retirar la plata antes del período establecido.



Para no sufrir grandes decepciones, hay que saber qué inversiones se están haciendo. No basta confiar en el asesor financiero. Nadie tiene tan claro como el propio inversionista cuál es su capacidad para soportar el riesgo. Los mercados se mueven rápido y, si no se hacen los cambios en los portafolios, es posible perder grandes cantidades de dinero.



¿Cuál es el riesgo de invertir en un fondo?



Las inversiones en fondos están sujetas a lo que pase con los precios de los papeles que componen su portafolio. Por esto es indispensable diversificar para mantener un riesgo equilibrado.



Aparte del impacto de la volatilidad sobre la valoración diaria del portafolio, los inversionistas deben saber que los fondos de inversión no están cubiertos por un seguro de depósitos, al contrario de la inversión en el CDT de un banco. Siempre existe el riesgo de perder la inversión pues su monto varía con las oscilaciones del mercado, sin que un tercero responda por ella. Por esto, es esencial evaluar la calificación del administrador del fondo y del fondo mismo, así como el respaldo y la historia de la entidad antes de comprometer el dinero.



¿Es bueno invertir en fondos en el exterior?



Esta opción puede ser atractiva, pues el inversionista diversifica el riesgo país y se cubre de la devaluación. Estos fondos están representados en Colombia por intermediarios financieros locales. Los fondos de renta fija en Estados Unidos han otorgado la mayor rentabilidad este año. Si se quiere invertir en fondos de renta variable en Estados Unidos o en cualquier otro lugar, lo más aconsejable es buscar fondos especializados en proteger el valor (value funds), cuya filosofía es invertir únicamente en acciones que estén a un precio inferior a lo que realmente valen. Estos fondos pueden rentar cerca de un 12% efectivo anual en dólares.



Los fondos en Asia han experimentado un vertiginoso crecimiento en volumen en los últimos meses. Esto indica que los inversionistas están volcando sus capitales en nuevos mercados, de modo que invertir en ellos puede ser una buena alternativa. Pero, dado que los intermediarios aún no dominan esos mercados, es mejor proceder con cautela.



¿Hay fondos con una rentabilidad garantizada?



Aunque siempre hay un riesgo en cualquier inversión, se han diseñado instrumentos cuyo principal objetivo es proteger el capital. Los fondos de capital garantizado son una opción atractiva, pues a pesar de que invierten en papeles de renta variable otorgan al inversionista la garantía de su capital, siempre y cuando mantenga su dinero como mínimo durante 5 años. Si la rentabilidad de las acciones aumenta, el inversionista se beneficia, pero si esta cae, el capital invertido no se pierde. En estos fondos, el riesgo es manejado por el administrador, que se encarga de elegir las acciones en busca de oportunidades de arbitraje. El inversionista no puede decidir sobre la composición del portafolio.



Las anualidades son también un instrumento que garantiza el capital. En estas inversiones, cada año desde el inicio se captura una "fotografía" de la inversión. Al vencimiento, el inversionista recibe el mayor valor entre su capital y la mayor "fotografía" de los años anteriores. Hay anualidades denominadas en renta fija, otras en renta variable y hay otras que funcionan como un seguro de vida, es decir, solo son redimibles en caso de faltar el inversionista.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.