| 3/1/1997 12:00:00 AM

Sindicato Antioqueño

Cada día es más claro que el Sindicato Antioqueño está conformado por tres grupos económicos con características específicas, que actúan por separado, a manera de holding, con su propia orientación y bajo su propia responsabilidad. En el caso de alimentos, la cabeza es la Compañía Nacional de Chocolates, principal accionista de Noel. Suramericana de Seguros es, por su parte, el manto bajo el cual se teje una compleja red de empresas con autonomía en seguros generales, fondos de previsión e inversión, seguridad social, banca, ahorro y vivienda, y otros servicios. Y la operación industrial corre por cuenta de la Compañía de Cemento Argos. El común denominador de los planes estratégicos a mediano y largo plazo de estos tres grupos es la internacionalización de sus mercados, como condición necesaria para crecer y desarrollarse, y también para invertir. En el caso de Suramericana de Seguros y de las otras empresas del grupo, el desafío es la puesta en práctica de una política de globalización de "doble vía". Es decir, a la par con su plan de expansión geográfica en el continente, invita socios internacionales a compartir sus negocios en Colombia. Estos socios incluyen, hasta el momento, empresas como la francesa Sodexho, especialista en el negocio alimentario; la también francesa Général de Santé, de protección y salud; la Mutual de Seguridad Social de Chile, del grupo de la Cámara de la Construcción; Makro, comercializadora de gran formato, y la multinacional sueco-holandesa Akso-Nobel, socia suya en Enka de Colombia, por intermedio de Industriel Bezit. Por su parte, el BIC fortalecerá su ya sofisticada infraestructura tecnológica y enfocará sus esfuerzos hacia la consolidación de su nicho como banco corporativo y personal para el segmento de altos ingresos. Frente a la competencia española, la unión BIC-Conavi permitirá ofrecer a la clientela de las dos entidades un solo paquete de servicios. De la mano con el BIC, Conavi asumirá en el futuro su papel de banco universal, es decir, la dirección hacia donde marchan casi todas las entidades de ahorro colombianas. Entre los productos que verán la luz en el mediano plazo estarán las cuentas corrientes y los créditos de plazos mayores a 20 años. Para la Compañía Nacional de Chocolates, la prioridad es impulsar mercados globales mediante fusiones y creación de nuevas empresas. En desarrollo de esta estrategia, una filial suya, Colcafé, entró como socia (15%) en una planta de café tostado y molido en la República China. Por otra parte, se fortalecerán las relaciones de la empresa con sus socios en Latinoamérica, entre ellos Luchetti, de Chile (productora de caldos, sopas y pastas alimenticias); Maizoro de México (cereales); Mavesa, de Venezuela (margarinas y mayonesas), y Molinos de la Plata, de Argentina. Junto con Noel y Levapán, la Nacional de Chocolates también continuará expandiendo las actividades de Cordialsa, firma ecuatoriana especializada en distribución de alimentos. Dentro del país, los planes de crecimiento atacarán dos frentes: en primer lugar, por medio de compras o fusiones, como la recientemente anunciada de Pastas Doria. Otras inversiones incluyen Coljugos (33%) y aguas La Parcela (15%). En segundo término, la Nacional de Chocolates consolidará la producción de dos nuevas plantas en el oriente antioqueño, una para la producción de chocolate en polvo e instántaneo y otra para la elaboración de maní, área de gran crecimiento. Y como complemento a lo anterior, la firma buscará acuerdos con empresas del sector lácteo. Noel, por su parte, concentrará energías en sus tres negocios básicos: harina y derivados; confitería, expandiéndose a las golosinas; y cárnicos y enlatados, por medio de Tecniagro, Zenú y las filiales de esta últma, como Suizo y Continental. Las fases en las cuales desarrollará sus estrategias son tres: primera, un fortalecimiento de los negocios básicos, que abarcará la eliminación de actividades y categorías de productos no rentables. La fase dos incluye una fábrica de embutidos en Venezuela y la elaboración de galletería en la fábrica de Bimbo-Marinella, su aliada en el negocio de pan en Bogotá. La ampliación de mercados de Noel contempla la apertura de oficinas propias en Panamá, Miami, Nueva York, Ciudad de México, Argentina, Chile y una ciudad europea. Dentro de las metas de diversificación selectiva, Noel profundizará su relación con Heinz, cuya salsa de tomate ha llegado al segundo lugar, después de Fruco, y con la introducción de nuevas referencias en el mercado colombiano. Con Goya -distribuidor de Noel en Estados Unidos- se iniciará en el primer semestre una nueva etapa de relaciones, con la intención de producir desde la planta de Noel, en Medellín, una gama de condimentos y polvos para atender los mercados colombiano y andino, utilizando los canales de Noel en los países vecinos. Por último, en lo que respecta al cemento la mira está puesta en el mercado de Ecuador y en incrementar la cuota exportadora de cemento y clínker, desde Cementos del Caribe, en Barranquilla y Colclinker, en Cartagena. Habrá un nuevo esfuerzo por aumentar los despachos a Estados Unidos, República Dominicana y otras islas caribeñas, donde los pedidos han ido en ascenso. En el caso de Carbones del Caribe, en Barranquilla empresa enfocada al mercado de exportación-, Argos le entregó al grupo inglés RTZ el manejo administrativo de la mina. En el mercado interno, Argos seguirá apostándole al mercado nacional, sobre todo en las áreas de Medellín, el eje cafetero, Cali y Bogotá, donde una subsidiaria, Metroconcreto, puso en operación una tercera planta en Ciudad Salitre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?