| 2/11/1998 12:00:00 AM

SINDICATO ANTIOQUEÑO

El Sindicato se ha involucrado a fondo en una estrategia de cambio sectorial, reagrupamiento empresarial e internacionalización. Se ha consolidado en algunas industrias y ha establecido posiciones sólidas en el sector servicios.



El núcleo de la consolidación industrial está en cementos y alimentos. De otro lado, los servicios (salud, servicios financieros y distribución) son vistos como el sector de mayor potencial.



Y la regionalización es un elemento clave en esta estrategia. Las inversiones en el exterior llegan a US$250 millones y esperan tener US$500 millones para el año 2000.



El Sindicato se ha movido muy rápido en el sector servicios. Actualmente sus ventas en comercio ascienden a US$2.500 millones. En el sector financiero ha consolidado participación, con Corfinsura y con la fusión BIC-Banco de Colombia. En seguros, le apuesta al mercado que surge de la reforma a la seguridad social. Está invirtiendo fuertemente para lograr mayor eficiencia y aumentar la participación, del 18% al 25%.



La profundización del mercado de seguros se dará en negocios como riesgos profesionales, complementarios, pensionados y rentas vitalicias (de enorme potencial) y seguros de grupo. Esperan que en cinco años el 10% de los ingresos de seguros vendrán de los negocios en el exterior. Hoy, el 4% de las utilidades provienen de Argentina, Bolivia, Ecuador y Panamá.



Dentro de la industria, el sector más importante es cementos. Tienen una alta participación en el mercado nacional (52%), y mantienen presencia en República Dominicana y Venezuela. El Sindicato es el único exportador de cemento en Colombia y cuenta con una red de distribución al Caribe. Acaba de adquirir una planta de cementos en Venezuela por US$84 millones de dólares, con una capacidad de producción de 500 mil toneladas, elevando su capacidad en la región a 7 millones de toneladas.



En alimentos, las ventas se acercan a US$1.400 millones. Las estrategias principales son agregar producto, hacer mercados y expandirse regionalmente, sobre todo hacia Venezuela y el Caribe, haciendo alianzas donde sea necesario. En pastas compraron Doria y tienen el 52% del mercado. En panes (con Bimbo) llegan a una participación del 40%. En café tostado y molido tienen el 75% del mercado. En carnes, con la compra de Hermo el Sindicato alcanza hoy el 28% del mercado andino. En galletas son líderes. Las alianzas regionales han crecido en harinas y pastas. Distribuyen aceites finos de Bunger Born, y productos chilenos Luxi (sopas, pastas y caldos). Además distribuyen la margarina Mavesa. Tienen presencia en aguas con la Parcela y en jugos con Coljugos. Tiene una red de distribución que le permite llegar a 130.000 establecimientos comerciales.



El Sindicato está saliendo de otras áreas de negocios, como la energía y las telecomunicaciones. El grupo cree que el negocio de las telecomunicaciones en Colombia terminará siendo dominado por las multinacionales, por su enorme superioridad en recursos y tecnología. Están vendiendo las acciones de Occel y saliendo de la comunicación satelital y de la red de fibra óptica en Bogotá.



Los lastres del Sindicato son los textiles y Paz del Río. Su gran problema es encontrar una forma de salirse sin causar una explosión en términos del impacto social de la decisión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?