| 12/17/1999 12:00:00 AM

SE CONSOLIDA EL MODELO CAFETERO

El último brochazo del modelo colombiano de economía cafetera se dio en el período queya desde la crisis del 29 hasta la década del 50. Ahí se consolidó como el principal generador de divisas. El arreglo institucional cafetero, con la Federación Nacional y el Fondo Nacional a la cabeza del cual, al contar con los ingresos del impuesto cafetero, se convirtió en pocos años en una de las entidades más poderosas del país), tomaron su forma definitiva. Entre 1930 y 1944 la producción cafetera aumentó en 47% El área cultivada pasó de 356.000 hectáreas en 1935 a 626.000 en 1946.

La Federación Nacional de Cafeteros fue crearía en 1927. focos meses más tarde, se decidió que la institución se financiaría con un impuesto a las exportaciones de US$0,10 por saco de 60 kilos, estableciendo así su carácter particular de entidad privada con funciones públicas. Y también comenzó a ejercer su papel de organismo de presión para obtener condiciones especiales para el sector cafetero. En 1930, por ejemplo, la Federación logró que el Banco de la República redescontara los bonos de prenda a una tasa más alta que la que presentaban los bonos ordinarios. En 1931, la Federación comenzó a regular las calidades del grano; en 1932 empezó a hacer lo mismo con la industria del café tostado. En 1932 logró que se otorgara una prima del 10%, a los cultivadores de café, como compensación por el dinero que estaban dejando cíe ganar al tener que vender el grano a la tasa de cambio oficial en lugar de la del mercado negro. La financiación de la operación corrió por cuenta del Banco de la República. La entidad también intervino para estandarizar los precios al productor que se pagaban en las distintas zonas del país. El número de miembros de la federación aumentó de 4.000 a 50.000 entre 1930 y 1934.

En esta época se desarrolló también el modelo de manejo del mercado mundial de café. En 1936, Colombia y Brasil entraron en un acuerdo para controlar cantidades exportadas, que fracasó. En 1940, se firmó el Acuerdo Interamericano, que estableció un sistema de cuotas. Para respaldar la retención del grano que exigía este acuerdo, se creó el Fondo Nacional del Café.

En pocos años, Colombia se convirtió en un jugador de peso en el mercado mundial cafetero. Una mezcla de seriedad técnica y audacia mercantil.

COSTA GANADERA

A medida que el eje de desarrollo económico y la construcción de vías se desplazaba hacia el interior, la Costa Caribe comenzó a perder importancia como centro comercial e industrial. La ganadería conquistó terreno como la principal actividad, convirtiendo a la región en una despensa de carne para los demás departamentos. El papel de la ganadería en el desarrollo de la Costa Caribe ha suscitado un amplio debate. Para unos, el uso de la tierra en esta actividad poco intensiva es uno de los factores que explican el atraso de la Costa. Para otros, fue una fuente de ingreso difundida en muchas manos, que permitió generar intercambio en un territorio con pésimas comunicaciones y poco dinamismo. Cualquiera que sea la verdad, la ganadería ha dejado un sello en el modelo de desarrollo de la Costa norte del país.

Nace la Caja Agraria En 1931, en desarrollo de una ley cuyo proyecto había sido presentado por Mariano Ospina Pérez, fue creada la Caja Agraria. Su misión era permitir el acceso de los campesinos al crédito bancario y liberarlos de las tasas de usura que pagaban en el sector informal. Una década más tarde se había convertido en un instrumento central en la promoción del campo por medio de recursos del Estado, entregando crédito de mediano y largo plazo.

MANUEL MEJÍA, MR. COFFEE.

Integrante de una familia de clase media, construyó su fortuna con el comercio del café, del cual conocía todos sus secretos.

Lo perdió todo en la crisis del 29, pero se recuperó rápidamente gracias a su habilidad. En 1937 fue nombrado presidente de la Federación Nacional de Cafeteros. Allí puso toda su capacidad comercial al servicio del gremio. Logró el reconocimiento internacional para la Federación como un jugador agudo e importante en el mercado cafetero mundial. Desde allí promovió el aumento de la calidad del grano colombiano y consiguió la autorización de una prima sobre el precio pagado en el mercado externo. Fue el impulsor de Juan Valdez, imagen del Café de Colombia en el mundo.

1939. El estallido de la Segunda Guerra Mundial cambia la industria, por la necesidad de sustituir importaciones.

1941. En Manizales, aparece el reconocido grupo de empresarios de "los azucenos". Ellos juegan un papel fundamental en el proceso de industrialización de esta ciudad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?