| 12/16/2005 12:00:00 AM

Schering Colombiana

Ética, honestidad y respeto caracterizan el clima laboral de esta empresa farmacéutica, en la cual eficiencia y calidad van de la mano con fraternidad y camaradería.

La inversión de Schering Colombiana en capacitación oscila, por empleado, entre $1,2 millones y $1,3 millones al año. El énfasis que la organización hace en cuidar, formar y motivar su gente le ha representado altos niveles de compromiso en sus colaboradores y la formación de una verdadera cantera de líderes. "Definitivamente, Schering es un lugar excepcional para trabajar por su ambiente laboral, la cultura de las personas, las oportunidades de crecer, las oportunidades de formación profesional, la gente y el poder hablar y expresar lo que se piensa", dice un trabajador al Instituto Great Place To Work Colombia.

Alrededor del 80% del equipo directivo actual de la compañía ha sido seleccionado a partir de procesos internos, como resultado de una permanente promoción y seguimiento del trabajo de sus propios colaboradores, muchos de los cuales hoy ocupan cargos que estaban reservados para extranjeros. "Este elemento ha posicionado a la empresa como una de las filiales con mejor gestión del capital humano dentro de la multinacional", asegura Martha Elena Olano, gerente de gestión humana de Schering Colombiana. No en vano, también, en la actualidad hay promovidos 6 ejecutivos del país en importantes cargos del exterior.

El modelo estratégico de gestión humana de este laboratorio está definido por 3 pilares: líderes excelentes, gente competente y organización eficiente. "Podemos hablar con confianza de que somos una compañía integral, porque existe coherencia entre las acciones y percepciones de los colaboradores y nuestra declaración de principios y valores", agrega Olano.

La organización considera como una obligación en términos de responsabilidad social velar por el bienestar de sus colaboradores y su entorno, y para ello promueve el mayor aprovechamiento del tiempo libre y reconoce el trabajo y esfuerzo adicionales. A cambio, ha logrado tener siempre trabajadores con altísimo nivel de responsabilidad, conocimiento y 'actitud empresarial' en su labor. Una fórmula sana.

Desarrollo: La compañía invierte entre $1,2 millones y $1,3 millones por empleado al año en capacitación. Se preocupa por incentivar la formación profesional de sus miembros y dar las condiciones óptimas para el desarrollo de carrera en la empresa.

Equilibrio vida personal/laboral: Sus empleados trabajan de 7 a.m. a 4:30 p.m., salvo un reducido grupo directivo que prolonga su jornada hasta las 7 de la noche. El criterio de la empresa en este sentido es claro: cuidar el tiempo para la familia.

Imparcialidad en procesos: Es un aspecto por mejorar. Sin embargo, hay avances importantes en la materia. Para el concurso interno de vacantes, por ejemplo, la compañía capacitó a sus directivos en selección de personal, unificando y profesionalizando sus criterios.

Reconocimiento: Tiene un programa de gestión del desempeño llamado 'Diálogo con el colaborador', el cual evalúa el trabajo del empleado y mide su cumplimiento de objetivos y conductas por mejorar. Si a la filial le va bien, da bonificación por desempeño.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?